La exclusividad en una botella de whisky

Por Alba Aguilar

Sólo los conocedores y buenos bebedores de whisky podrían apreciar si el sabor de la botella más cara del mundo vale su precio.

La botella de whisky más cara del mundo fue vendida por $95,000 dólares en una subasta en Nueva York. Es una de las tres botellas de la reserva de 1955 de Glendfiddich Janet Sheed Roberts, que después serán vendidas al público en general.

Estas botellas fueron lanzadas en honor a Janet Sheed, la persona de más edad de Escocia, que tiene 110 años. Su abuelo es el fundador de la destilería Glenfiddich, establecida hace 125 años.

La subasta se llevó a cabo en un evento de caridad, y parte de la ganancia será destinada para donaciones.

Síguenos en Twitter y visítanos en Facebook.