Listen

The Sound of: Ceremonia

Ceremonia llegó en 2013 y nos hizo cuestionar la importancia de los festivales masivos. Con un recién inaugurado Corona Capital compitiendo con el Vive Latino por ser el festival más importante de México, Ceremonia no buscó competir con ellos en la cantidad, sin embargo logró posicionarse gracias a la calidad de su propuesta.

Dos escenarios para bandas y uno para artes digitales fueron todo lo que este festival necesitó. A pesar de que cambió de sede poco antes de que la fecha llegara (uno de los peores presagios para un festival nuevo) y se situó en Toluca, la calidad de artistas como Animal Collective, Justice, Breakbot y más hicieron que los melómanos de la Ciudad de México viajaran lo que fuera necesario para el festival.

Alzar un festival de la nada no es fácil, e incluso con el gran equipo creativo detrás de Ceremonia, se trató de una tarea casi imposible. Los años sirvieron de experiencia y rápidamente el Centro Dínamo Pegaso se convirtió en sinónimo de uno de los festivales «hipster» más importantes de América Latina.

Flying Lotus, Tyler the Creator, Ty Segal, Snoop Dog y muchos más hicieron que la gente notara que Ceremonia no se trataba de un festival de rock y ya, sino de una propuesta que siempre apostaba a lo diferente (por lo menos para el público mexicano) a la inclusión de géneros y a la equidad.

Pronto se había formado una especie de expectativa ante el cartel: un headliner que complaciera a todos, un acto de hip-hop de gran calidad y el resto conformado por leyendas y bandas promesa que no pudieras encontrar en otros festivales de México.

La edición de 2017 prometía el mejor cartel hasta el momento, pero los fuertes vientos derribaron un escenario antes de que se abrieran las puertas y para resguardar la seguridad de los asistentes el festival se pospuso un día. Se trataba de otro signo de que Ceremonia tenía mala suerte, pero aunque muchos no regresaron al día siguiente, las presentaciones de los actos principales, entre ellos Björk, fueron las mejores de todo el año.

Ahora es momento de que Ceremonia regrese a la Ciudad de México, su lugar de nacimiento y el sitio en el que siempre debió suceder. Los últimos años no han hecho sino ampliar el sentido del festival, que se consolida como uno de los más progresistas del momento, con una alineación que rompe géneros, promueve la inclusión, celebra la diversidad y claro, ama la música.

Esta playlist es una muestra de la calidad sonora de Ceremonia a lo largo del tiempo. Sin duda se trata de un festival que ha traído lo mejor de la música del siglo XXI a México y que, esperamos, continúe haciendo por mucho tiempo.