Disco de la semana: Harry’s House de Harry Styles

Esperamos 3 años por un disco nuevo de Harry Styles y todo lo que tenemos para decir es que VALIO COMPLETAMENTE LA PENA. Había muchas expectativas tras tener 2 discos que se habían convertido en las canciones que no podían faltar en la playlist de cualquier persona. Con canciones para llorar y otras más para bailar pero había una canción para todos. Luego de tan buenos discos era casi imposible que se pudiera superar y con Harry’s House logró eso y más.

Si bien, Harry Styles saltó a la fama tras salir en el programa The X Factor y formar una banda llamada One Direction. Siendo los reyes de la industria musical en aquel entonces para luego separarse y cada uno tomar caminos en solitario mostrando su verdadero estilo. Ahora es inevitable pensar en cómo Harry lo ha hecho impresionante al mostrar algo novedoso y lleno de mensajes poderosos para que todos se sientan especiales.

En el caso de Harry’s House, podríamos decir que es uno de los discos más personales e importantes para el artista. Aquí ya no tiene que probarle su talento a nadie, simplemente dejarse llevar por la música que le apasiona. Siendo todo un showman que demuestra todo de lo que es capaz en sus conciertos en vivo. Desde canciones poderosas, letras que nos hacen reír y llorar, un vestuario y estética muy particular y toda una vibra que ha enamorado a todos los que han tenido la oportunidad de verlo en vivo.

Pero bueno, vamos a lo más importante, Harry’s House, no podría tener mejor nombre el disco, tal parece que es una metáfora en la que en lugar de invitarnos a su casa nos dejó entrar en esa parte íntima de cada canción con la que buscaba mostrar todas esas emociones que ha experimentado estos últimos años y que ya era hora que el mundo también pudiera escuchar.

Es importante destacar que para Harry’s House, estuvieron involucradas personas que ya habían colaborado con Harry en discos pasados. Dejando claro que ya no se tenía que buscar un estilo, ya sabían por donde quería ir Harry. Entre las personas se encuentra el compositor Kid Harpoon, el productor Tyler Johnson y el guitarrista Mitch Rowland. Logrando una atmósfera muy retro como solo podría lograrse con este equipo tan talentoso.

Teniendo un total de 13 canciones en las que se vive toda una explosión de emociones en cada una, vamos desde momentos muy felices abriendo con «Music for a sushi» que ha logrado poner de buenas a muchos con su vibra tan relajada y retro. De ahí pasamos a una de las favoritas y con mas reproducciones como «Late night talking» que habla de amor. Aunque no creas que todo es felicidad, si pasamos a canciones como «Matilda» o «Love of my life» siendo las obras maestras del disco y dejando en claro lo doloroso que puede ser crecer o querer mucho a alguien.

También tenemos un sucesor al hit de «Watermelon Sugar», ahora será «Cinema», mostrando también un poco de esas veces en las que una persona dice que verá una película y eso es lo que menos hace. Se nota que Harry ha madurado mucho en mostrar canciones diferentes a sus fans y les encanta. Ni se diga de «As it was», canción con la que nos ha puesto a bailar y nos tiene enamorados con la voz de inicio, voz de su ahijada Ruby, hija del productor Ben Winston con quien trabajó en su etapa de One Direction.

El mismo Harry ha mencionado como «Harry’s House» es un recorrido por sus canciones más personales y especiales. Con esas en las que pudo explorar algo que nunca antes gracias al estar tan involucrado y cantar simplemente lo que le apasionaba. Ahora que si hablamos de ventas o reproducciones, a las pocas de salir ya era el disco más reproducido de las plataformas digitales. Cosa que seguro no les gustará tanto a los fans de Bad Bunny quienes llevaban la corona.

No hay canción que sobre, todas tienen una conexión especial y la forma en la que ordenaron para pasar de algo triste a feliz o enamorado fue un gran acierto. No querrás dejar de agregar «Harry’s House» a tu playlist favorita ya que seguro todas serán los hits del verano que nos llenarán de nostalgia.