Hair Frosting: La tendencia de pelo que despide al balayage

El famoso Hair Frosting es traducido como un «glaseado de pelo». Se puede tener un pelo natural pero con un toque de luz para darle armonía a la cara haciendo que parezca que no se tuvo que teñir. Algo parecido al balayage solo que con un toque más delicado que hará que sea la tendencia del 2022 que todos quieran tener en el verano.

El Hair Frosting nos recuerda mucho a las tendencias de pelo de los 2000s con las puntas «escarchadas» dando el mismo efecto. Para este 2022 regresan pero en una versión más estética. Una en la que las personas que quieren renovarse sin probar algo agresivo o muy drástico y puedan lograr algo bonito.

Es importante resaltar que es muy diferente esta técnica a utilizar mechas, si bien, tanto el glaseado como las mechas no implican teñir todo el pelo del mismo tono, lo cual evitará que tengas que dañar todo el pelo por cambio de look. Estos métodos tienen en común su fin de realzar el color natural del pelo o dar profundidad al color que se desvanece o se apaga para hacer que se vea como un pequeño reflejo en la luz o cuando se mueve el pelo.

El hair frosting por un lado, es un método de coloración del pelo apagado, mientras que los reflejos son más audaces y notorios en las mechas. Esto marca gran diferencia al momento de aplicar por el efecto que va dando. Además de la duración, al ser algo muy discreto, puede durar hasta 3 meses sin retoque a diferencia de las mechas que son muy claras y apenas empieza a crecer el pelo se tiene que dar mantenimiento.

También suele ser una técnica que funciona muy bien para las mujeres que quieren cubrir canas de una manera discreta. La verdad que es una tendencia que le va muy bien tanto a chicas cómo grandes por todo lo que puede conseguir dejando un look natural pero diferente al look de siempre. Es una forma de darle al pelo ese tono bronceado pero al mismo tiempo sin volverse rubias de la nada. Si quieres ejemplos concretos esta Hailey Bieber o Tini. Son dos famosas que han logrado posicionar esta técnica del Hair Frosting a otro nivel.

Así que ya sabes, la siguiente vez que vayas al estilista por un cambio de look, podrías darte la oportunidad de probar algo diferente que promete ser una tendencia muy amada en el verano. Recuerda que nunca es tarde para probar algo nuevo y qué mejor que esta técnica que es bastante amigable por no ser tan drástica. ¡A renovarse!