Monk fruit o fruto del monje: ¿Qué es y por qué se le llama así?

Cada vez la indutria gastronómica nos da más opciones para sustituir el azúcar, uno de esos edulcorantes un poco más saludables es el Monk Fruit o Fruto del monje, pero ¿qué es, de dónde viene y por qué se le llama así?

¿Qué es el Monk Fruit?

Monk Fruit es una fruta pequeña, redonda y obscura que crece en Asia y se ha utilizado por siglos para la medicina oriental. Descubrieron que podían endulzar los alimentos y bebidas con ella así que se ha popularizado en todo el mundo con esa función.

Es una gran alternativa porque tiene muchas menos calorías (algunos expertos incluso dicen que nada), así que no causa ningún impacto para los niveles de azúcar en la sangre. Sabe igual y es un elemento natural, qué gran descubrimiento ¿no?

Este ingrediente era usado para dolencias relacionadas al calor así que es bastante conveniente para preparaciones que involucren fuego como en estufa u horno. Es relativamente nuevo pues su comercialización como edulcorante inició apenas en el año 2010 luego de la aceptación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (La famosa FDA) después de numerosos estudios y revisiones.

Monk fruit o fruto del monje: ¿Qué es y por qué se le llama así? - monk-fruit-2

¿Cómo se obtiene el edulcorante?

Como ya lo comentamos, el fruto del monje es una pequeña esfera que se obtiene de una planta que crece en Asia. Se recolectan, pelan quitándole la piel y semillas y lo trituran recogiendo su jugo natural para que granulado tenga un aspecto similar al azúcar pero de un color obscuro.

Es un proceso bastante natural, no se le agrega ningún químico u otra sustancia que dañe todos sus beneficios. Es una maravilla apta para niños, mujeres embarazadas y en ocasiones, según lo que el médico marque, para diabéticos.

¿Por qué se le llama Fruto del Monje?

Este edulcorante tiene un nombre bastante peculiar: «Fruto del Monje», se le llama así porque se dice que los monjes budistas del siglo XIII fueron las primeras personas en cultivar la fruta que daban los árboles de las regiones montañosas de Asia, sobre todo en China. En su honor le dejaron ese nombre con el que lo conocemos hasta ahora.