Smell

Esta es la explicación de por qué amamos el queso

El queso es uno de los placeres gastronómicos más extraordinarios de la vida. Este ingrediente puede servir para cocinar una gran cantidad de platillos o simplemente como un rico aperitivo. La cuestión más interesante aquí es que el antojo y las ganas que muchas veces sentimos por consumirlo, no se deben únicamente a su delicioso sabor. Existen razones fisiológicas altamente relacionadas con el motivo de nuestro gran amor por los lácteos.

Lee también: ¿Con qué se elabora el queso más caro del mundo?

Algo curioso es que el queso convierte a sus consumidores literalmente adictos a él, ya que contiene pequeñas cantidades de sustancias que potencían la necesidad de probarlo. Dichos químicos provienen de una proteína llamada caseína, que por lo regular está presente dentro de la leche y se concentra aún más durante el proceso de elaboración del queso.

Lee también: Mac & Cheese de espinaca y alcachofa

Cuando lo consumimos, el cuerpo crea sustancias llamadas casomorfinas, las cuales tienen un efecto similar al de la morfina. El motivo por el que sucede todo este proceso es simple y sencillamente la supervivencia, pues sus efectos ayudan a los becerros a tranquilizarse y a desear tomar más leche, promoviendo así una nutrición adecuada para el animal.

La próxima vez que desees ordenar una pizza con extra queso ya sabrás la razón de tu antojo.

Esta es la explicación de por qué amamos el queso - queso-parmesano1-1024x694