El secreto para vestirte en el invierno y no sufrir en el intento

Cuando llega el frío en esta ciudad, nunca sabemos qué hacer. Salimos preparados para el frío, pero a la mitad del día sale el sol y nos morimos de calor, pero en la sombra hace frío… Total, nunca le atinamos y es muy molesto. 

Lee también: Tips para hacer tu mejor outfit con botas Timberland

Existe una técnica de layering que se usa para el hiking y montañismo conocida como “la teoría de las tres capas”. Ya sabemos que no vas a la montaña, vas a la oficina o la escuela, pero esta técnica aplica también para que estés cómodo todo el día y no sufras por frío ni calor en este confuso clima. 

El chiste es mantener nuestra temperatura corporal estable a través de los cambios de clima, lo cual también evitará que nos enfermemos. Esto se logra cuando mantenemos el cuerpo seco y permitiendo que se regule la temperatura más fácilmente. 

Primer capa: segunda piel

El secreto para vestirte en el invierno y no sufrir en el intento - vestirse-frio-1

Es la capa que se encuentra en contacto con la piel. Su principal función es alejar nuestro sudor de la piel, evitando la sensación de humedad y que nuestro cuerpo se enfríe. Para ello se utilizan materiales no absorbentes compuestos por fibras sintéticas (como el poliester, polipropileno o clorofibra) o lana de, que dejen pasar todo el sudor producido por nuestro cuerpo.

Segunda capa: capa de abrigo

El secreto para vestirte en el invierno y no sufrir en el intento - vestirse-frio-2

La función de la segunda capa es aislarnos térmicamente. Estas prendas no nos calientan directamente, lo que hacen es retener el calor que genera el cuerpo e impedir su enfriamiento. La idea es utilizar materiales de fibras sintéticas (poliester) y naturales (lana) que realicen esta función. 

Lee también: ¿Ya sabes cuál es el accesorio de la temporada? ¡Estas son nuestras opciones favoritas!

Tercer capa: protección

El secreto para vestirte en el invierno y no sufrir en el intento - vestirse-frio-3

Su función es protegernos de la humedad y viento exterior. Nos debe mantener secos de la lluvia (que puede pasar en esta ciudad) y evitar la sensación de frío que provoca el viento o la baja de temperaturas. Puede ser una chamarra impermeable por fuera, un abrigo que repela el agua.