Concert Hall

Disco de la semana: «Franz Ferdinand» de Franz Ferdinand

La celebración de 10 años del Corona Capital traerá de regreso a bandas que hace una década se encontraban en la cúspide de su carrera. Entre ellas Franz Ferdinand, misma que se consagró en el escenario del Corona en su cuarta edición. En 2010, la banda escocesa se encontraba en su gira más grande hasta el momento por el lanzamiento de su tercer disco, pero en México la fiebre por ellos aún estaba conectada con su primer disco, el homónimo del grupo.

Franz Ferdinand llegó a los oídos de todos como un híbrido entre el rock y el dance (hoy es difícil de relacionar, pero en ese momento The Strokes, The Killers y Yeah Yeah Yeahs dominaban la escena y Franz Ferdinand simplemente no sonaba a ellos), ellos incluso confesaron que eran una banda que quería que las chicas bailaran.

Disco de la semana: "Franz Ferdinand" de Franz Ferdinand - franz-ferdinand

Auf Achse es un ejemplo perfecto de esa mezcla, en la que las guitarras pelean entre sí para dar paso al piano y mover las piernas y la cabeza a un ritmo que tal vez no es adecuado para una pista de baile, pero sí en un concierto. Los ritmos son rápidos por lo que no dan tiempo de procesar lo que sucede en ese momento, la música te obliga a seguir los pasos de la banda sin que te des cuenta y es así como el disco en sí mismo se convierte en una adicción.

Disco de la semana: "Franz Ferdinand" de Franz Ferdinand - 1

Franz Ferdinand es un disco que va como cascada, la primera canción te atrapa y sin problema puedes ir canción tras canción hasta terminar el disco. En 2004 los discos eran pensados de una forma distinta, pero hoy, en una época en la que las productoras prueban 15 segundos de sus canciones en TikTok para ver si tienen el potencial de ser virales entre adolescentes, que un disco pueda atraparte en los primeros acordes y no soltarte durante 38 minutos es casi un milagro.

Franz Ferdinand se ha convertido en un clásico que a 15 años emociona más que nunca. Asistir al Corona Capital es entender que lo que hoy está de moda (Billie Eilish o King Princess) y lo que hace 10 años hacía que todo el mundo tuviera en la mira al festival –Franz Ferdinand, The Strokes o Interpol– son parte de una misma línea narrativa que no existiría sin esta banda.