Disco de la semana: «Father of all…» de Green Day

Hace 16 años Green Day lanzó American Idiot, uno de los mejores discos que criticaban un régimen que otros aplaudían. Pasaron de ser una banda que (a pesar de ser considerada un poco punk) realmente no criticaba el sistema a los líderes de un movimiento contemporáneo.

Durante años sus canciones demostraron las incongruencias de la nación más poderosa del mundo, sus giras se hicieron más grandes, su importancia se hizo gigantesca en el rock e incluso abrieron la película de Los Simpson en 2007. Simplemente eran una de las bandas más grandes del mundo.

Disco de la semana: "Father of all..." de Green Day - greenday

Desde entonces, sus discos no han logrado vivir la expectativa de lo que fue ese hit mundial. Intentaron lanzar una ópera de rock, lanzaron discos bien recibidos, pero no tanto como el anterior.

En los últimos años simplemente no llamaban la atención, ni siquiera con un disco triple en un sólo año. Ahora regresaron con Father of All Motherfuckers, un disco en el que dejan atrás la presión por sacar el siguiente disco que los ponga en el mapa y simplemente se divierten.

Father of all… es contestatario en su falta de profundidad. En una época en la que Eminem canta sobre Trump, ellos (tal vez sabiendo que ya han dicho demasiado sobre política y sociedad en sus discos anteriores) se alejan de las cuestiones que se viven en Estados Unidos y regresan a sus raíces.

Cantando acerca del dolor de la adolescencia, el precio de la fama, la vida en una fiesta y más, es un alivio encontrar a una banda que por mucho tiempo parecía perdida, o peor, indiferente.

Disco de la semana: "Father of all..." de Green Day - greenday-banda

Stab You In The Heart tiene una letra que puede pasar desapercibida, pero el ritmo del rock & roll de los 50 mezclado con el ritmo esencial de Greenday la convierte en una de sus canciones más divertidas en las últimas dos décadas.

Father of all… no es el disco que esperábamos, no es esa pieza de arte que retrata a la sociedad y la hace mirarse en un espejo metafórico, simplemente es el resultado de buenos amigos tocando rock sin preocuparse de lo que pasa allá afuera, y el resultado es algo que todos podemos apreciar en sus cortos 26 minutos.