¿Queja o desahogo?  ¡Te decimos cuál es la diferencia!

¿Qué pasa cuando en lugar de sanar nuestras emociones solo terminamos dañando a otros? Esa bola de nieve de pensamientos abrumadores cada vez se hacen más y más grandes y es casi imposible frenarlos. Algo que parecía una forma de tener algún desahogo con alguien que nos quiere termina siendo una queja bastante innecesaria. Si no quieres pasar por eso nunca más es mejor que hagas una reflexión interna, sobretodo con tus emociones y aprendas a diferenciar entre lo que es una queja o desahogo para evitar herir a las personas que quieres y te quieren. ¡Nunca es demasiado tarde para tener una mejor calidad de vida!

Es de suma importancia aprender a diferenciar entre la queja y desahogo ya que suenan muy parecidas y se pueden confundir. Lamentablemente es algo inevitable caer en lo negativo a veces, lo que importa es aprender a afrontarlo para no quedarse en lo malo siempre y poder dar un paso adelante. Las quejas drenan nuestra energía, por ende, andamos con una carga muy baja de energía para verle lo positivo y agradecer lo que sí se tiene en lugar de ver las carencias. ¡Te explicamos sus diferencias!

¿Queja o desahogo?  ¡Te decimos cuál es la diferencia! - sabrina-12

¿Qué es una queja?

Cuando se habla de una queja es una forma de expresar cierto malestar sobre algo o alguien en un tiempo determinado. En ese tiempo, nos quedamos estancados en pensamientos negativos que lejos de calmarnos solo hacen que él malestar siga incrementando. Con el paso del tiempo se va volviendo una actitud recurrente de todos los días haciendo un auto sabotaje emocional. Hace que cada día las quejas sean más largas y notorias, haciendo que en ese tiempo se vaya creando una especie de frustración emocional.

¿Entonces qué es el desahogo?

El desahogo nos permite conseguir un reconocimiento activo en el cual pasamos a la acción para afrontar las problemáticas de manera funcional con ayuda de nuestros seres queridos. Es decir, es una forma de reconocer nuestras emociones estancadas para ir procesando cada una. Es una forma como quitarse esa carga enorme de encima y poder permitirte a tu interior sanar y darle cierre a eso que te lastima. Muy diferente a la queja que solo crea caos.

¿Qué puedo hacer?

Al saber cómo son tan diferentes ambas formas de expresarnos, es importante permanecer en el aquí y ahora para evitar sentirse en el rol de víctima frente a cualquier adversidad. Claro que hay cosas que no nos hagan sentir bien pero sí además de lo que se vive alimentamos a nuestras emociones con caos y malos pensamientos. Solo terminamos haciendo daño a nosotros mismos. Un desahogo es necesario para recuperarse y calmar ese acumulo de emociones para poder ir liberando lo que traemos guardado y poder sanar o encontrar una solución para hacerlo más llevadero.