¿Dieta mental? Conoce los pensamientos que alimentan tu mente

Una dieta mental debería ser algo que hagamos al menos una vez al año, darle un detox a nuestra mente de pensamientos dañinos que puedan jugar con nuestra estabilidad emocional. Simplemente es ponerse a pensar en cuántas personas hacen dietas para bajar de peso y verse bien. Todo cambia cuando te preguntas ¿Qué está alimentando tu mente? Cuáles son todos esos pensamientos que le dejas ahí dentro.

La mayoría de las personas se preocupa por cosas superficiales y sin sentido cómo verse bien para lucir una ropa bonita en lugar de comenzar por todo lo que alimenta sus mentes. Aunque parezca algo que no tenga importancia o lo minimicen, es algo que cambia el contexto de como vives tu día a día. Haces que se convierta en una manera de agredirte sin que te des cuenta al aceptar pensamientos negativos constantemente, cosa que si no cambias, puedes convertirlo en un hábito.

¿Dieta mental? Conoce los pensamientos que alimentan tu mente - diseno-sin-titulo-13

Ponte a pensar en cuantas veces hiciste una dieta para bajar de peso y cuántas veces haces un detox de los pensamientos que no le aportan a tu vida. Seguramente nunca o muy pocas veces ya que decidiste darle el poder a tener un cuerpo perfecto pensando que solo así serás aceptado. Es momento de que liberes todo eso para comenzar a amarte por dentro y por fuera. El cambio empieza en ti mismo con una dieta mental.

Emmet Fox es uno de los escritos y exponentes más importantes en el tema de espiritualidad del siglo XX, en 1963 escribió un artículo llamado: «La dieta mental de los 7 días», en el cual expuso sus ideas sobre cómo los pensamientos negativos pueden ocasionar mucho daño en las personas y cómo comenzar con 7 días de cambio harán que puedas cambiar tus pensamientos poco a poco.

Para ello, propone como receta a la dieta mental, el no permitir pensamientos negativos durante 7 días, solo pensamientos constructivos, optimistas y amables contigo. Todo con la intención de que cuando termine la semana se comience a crear un hábito de pensar positivo y no se vea forzado. Realmente las dietas normales son nada a comparación de esto ya que el mantenerse positivo es un gran reto y requiere de mucha paciencia.

Para que pueda funcionar debes tomar en cuenta que cualquier pensamiento negativo o actitud que no favorezca la dieta mental solo hará que se vea afectados los resultados. Si encuentras una falla por pequeña que parezca, ponle pausa, respira y comienza de cero la dieta. Aunque lo veas como algo menor, no lo es porque influye en ti y la persona que eres.

¿Dieta mental? Conoce los pensamientos que alimentan tu mente - tres-cerebros-2

Ahora que si partimos de lo básico, un pensamiento negativo es toda aquella critica, malestar, celos, rencor, u odio a algo o alguien. No se trata de que nunca experimentes dichas emociones, se trata de que las controles y solo sean pasajeras para que no se queden en tu mente y te controlen.

Así que ahora ya lo sabes, no se trata solo de un cuerpo bonito sino de transmitir toda esa seguridad y aceptación mental por dentro y por fuera. No le digas a nadie lo que harás ya que puede interferir en tus pensamientos o manipularse. Que empiece como un proyecto personal contigo para que te sientas mejor contigo por dentro y por fuera. Recuerda que es un proceso él aprender a amarse a uno mismo. ¡Eres lo que piensas!