¿Cuál es la forma de tus ojos?  ¡Aprende a sacarle provecho!

Aunque pienses que todos tenemos unos ojos iguales, no es así, la forma de tus ojos es muy diferente a la de algún amigo, familiar o tu artista favorito. Se puede decir que no hay dos personas iguales a ti en el mundo y lo mismo es con tus ojos. Ni un gemelo es completamente igual y bien dicen que a través de nuestra mirada es uno de las principales señas que tenemos para identificarnos. Ahora imagina todo lo que podrías lograr si aprendes a identificar su forma para sacarle provecho al momento de maquillarte o peinarte.

Si, así como lo lees, la forma de tus ojos podría ser un gran referente para ti, es decir, hay personas que tienen sus ojos más pequeños o alargados, el color también dice mucho, al juntar cada punto, hace que tengas unos ojos únicos pero podrías hacerte una mala jugada si no sabes como sacarle provecho porque en lugar de hacer que luzcan, ta vez estes maquillando algo no tan favorecedor que hace que no resalten. ¡Ojo aquí!

¿Cuál es la forma de tus ojos?  ¡Aprende a sacarle provecho! - sabrina-2022-11-28t074749735

Ojos almendrados

Conocidos como los ojos más comunes o normales, tal como su nombre nos indica, se trata de una forma parecida a una almendra. Este ojo suele ser muy simétrico por lo que es más sencillo de maquillar ya que prácticamente todo le queda bien. Aquí la carga en todo caso sería a las cejas para que vayan perfectamente alineadas con los ojos. Para saber que tienes estos ojos, revisa que tu párpado se mantiene fácilmente a la vista con los ojos abiertos.

Ojos hundidos

Esta clase de ojos puede dar un poco de lata al maquillarse porque puede hacer que los ojos se vean mucho más pequeños o que no se note el maquillaje por su forma. Se trata de que el párpado se percibe más en el borde exterior del ojo dando una ilusión de «hueco» debajo del hueso de las cejas por lo que al abrir los ojos se pierde el maquillaje si no es muy cargado. Aquí se recomienda qué uses maquillaje llamativo y que lo saques un poco más para que aunque abras los ojos se note y no se pierda con el párpado.

Ojos prominentes

La forma de tus ojos dice mucho de ti y cuando se trata de ojos saltones o prominentes, son muy fácil de reconocer porque el globo ocular se percibe de forma mas prominente que él de otras personas. Dejando que tu mirada sea bastante intensa por lo que un maquillaje nude o claro es lo ideal para no cargar demasiado la atención a tus ojos en un exceso. De hecho, con un simple delineado o rizado de pestañas puedes lucirte y aún así llamar la atención con tu mirada.

Ojos caídos

Puede que se confundan algo con los almendrados pero aquí cambia la forma de tus ojos si observas si en lugar de inclinarse hacia arriba es para abajo. Esto quiere decir que puede parecerse mucho a los almendrados pero aquí suele bajar la mirada si no te apoyas del maquillaje correcto. Para eso, debes cargarle la mano al delineado y sombras degradadas, logrando que se nivele el ojo y puedas tener un equilibrio para que al sonreír no se vea triste la mirada sino llamativa.

Ojos estrechos

Contrario a los ojos muy saltones o separados, aquí están más juntos de lo habitual por lo que se busca que en el maquillaje se vean un poco más separados para nivelar la cara. Por eso, se evita usar delineador en la zona del lagrimal, al contrario, entre menos mejor. Lo ideal es usar algo de iluminador en esa zona para dar ese efecto de luz y espacio para abrir un poco la dimensión de la cara y dejar ver que se puede lucir increíble con cualquier forma de tus ojos.