4 cosas que no debes decirle a alguien que va a terapia

Lamentablemente en México aún se ha normalizado ir a terapia y la mayoría de las personas se sienten con el poder de juzgar a otros, dejando ver la poca empatía que existe de querer ayudar o entender a otro. Está bien no estar bien, todos pueden tener días malos y querer ir a terapia para trabajarlo y sanar sin sentir culpa. Muchas veces al tener tantas opiniones negativas alrededor de la idea de acudir a terapia, se termina convirtiendo en un proceso complicado para la persona que acude y lo va dejando de lado.

Todo por no querer tolerar comentarios hirientes, cosa que es muy triste, una opción de amigos o familia importa pero al final a lo único que se le debería de dar peso es a lo que decida uno mismo. Si ir a terapia ayuda, no hay porqué generar dudas a la persona, al contrario, hay que buscar comentarios acertados para motivarla y que sea más fácil el proceso. Así que para que ya no te pase, te compartimos algunos tips de cosas que NO debes decirle a alguien que va a terapia.

4 cosas que no debes decirle a alguien que va a terapia - sabrina-2022-05-09t062345709

Es un desperdicio de dinero

No hay peor comentario que decirle a alguien que esta tratando de buscar ayuda y juzgarlo por el dinero que usa en la terapia. Aunque no lo creas, no es un desperdicio, al contrario, es una inversión propia enorme para que la persona este bien consigo misma. Además que tener ayuda de una mirada externa y profesional puede facilitar el proceso de sanar más rápido y aprender a vivir sin cargar tanto.

Preguntar sobre la sesión

No seas una persona inoportuna y hasta cierto punto chismosa, lo que se habla en terapia se queda en terapia, no hay porque andar regando todo por todas partes.No insistas y respeta su privacidad, de verdad que eso ayudará a que la persona se sienta liberada después de ir a terapia.

Evita chantajes emocionales

Ir a terapia no significa que la persona haya resuelto todo en una sesión. Es todo un proceso emocional para que se pueda encontrar la causa del dolor y sanar poco a poco. Si quieres mucho a esa persona, ayuda motivando a que siga en terapia. Evita a toda costa entorpecer el proceso diciendo cosas negativas que puedan desmotivar a la persona o hacerla sentir que esta mal al ir a terapia.

Minimizar las emociones

Que a ti no te duela algo, no significa que a otros tampoco, así que evita menospreciar a otros por sus emociones. Nadie es demasiado frío o demasiado sensible, simplemente cada persona es un mundo y cada una necesita cosas diferentes así que no le quites valor a lo que tus amigos puedan decir. No sabes qué tanto trabajo les pudo haber costado decirlo.