Lo que aprendí del cortometraje «Chasing the Sublime»

Hace unos días platicaba con unos amigos sobre lo increíble que es este viaje espiritual/personal que algunos hemos emprendido hace unos años. Es un camino lleno de emociones, momentos difíciles y momentos hermosos, curiosidades, extrañezas, sincronicidad y gente preciosa.

Lee también: El poder del ritual para activar tus intenciones

Sí, suena padrísimo y no tan aterrador, pero hay una cosa real e indiscutible: dar el primer paso es lo más difícil. Y eso precisamente es lo que nos viene a enseñar este cortometraje «Chasing the Sublime» de Amanda Bluglass, donde vemos a dos mujeres nadadoras que constantemente buscan llevarse a este punto.

Lo que aprendí del cortometraje "Chasing the Sublime" - chasing-sublime-2

En el corto vemos a la fundadora de The Outdoor Swimming Society Kate Rew y su compañera Kari Furre. Durante los casi siete minutos del corto vemos la magia y la aventura de la natación al aire libre y en aguas abiertas, mientras Kate narra. A través de tomas espectaculares, aprendemos la necesidad que tenemos de llevarnos a nosotros mismos a un punto incómodo para podernos transformar.

Lee también: Dharma y carrera: cómo entender nuestra misión de vida

Pensarías que estar a la mitad de un lago u océano, helándote y cansado y ver la costa lejana puede romperte, pero ellas muestran que lo más complicado, justo, es entrar. Una de ellas lo llama su «eagle moment», donde estás arrepintiéndote de hacer algo antes de hacerlo. Pero la intensidad de la aventura vale toda la pena. Exactamente lo mismo se traduce a la espiritualidad.

Lo que aprendí del cortometraje "Chasing the Sublime" - chasing-sublime-3

¿Por qué nos ponemos a nosotros mismo en el camino de la incomodidad y el riesgo? ¿Qué nos impulsa a helarnos, cansarnos y pelear contra el miedo? Trascender, alcanzar lo sublime, la evolución de nuestras almas y de hacer valer nuestro corto tiempo en este mundo. De eso se trata este camino, de incomodarse y retarse todo el tiempo.

«We will continue to seek these discomforts. To get cold, and too tired. To find and overcome fears. But simultaneously to experience what feels like life’s biggest freedom. Via the simplest of choices, sink or swim. Float or flounder. To transform from ordinary to briefly extraordinary.»