El poder del ritual para activar tus intenciones

Cuando estamos en un camino diferente, al principio de un ciclo o simplemente en busca de algo más o mejor, lo primero que hacemos es tener una intención. Esa intención de ser más feliz, de vivir más tranquilo, de querer conocerte, etc. es poderosísima, pero tú tienes que hacer el trabajo.

Lee también: Enséñale todo sobre mindfulness a tus hijos con este curioso muñeco

No te preocupes, lo podrás hacer y hay cosas muy simples para lograrlo. Establecer intenciones es el primer paso, pero la pregunta es cómo obtener y mantenerse firme, inspirado y lleno de energía conforme que avanzas hacia tus intenciones, la respuesta es esta: cultiva un ritual diario.

Primero te presentaremos «La hora del creador», y segundo, la importancia de que crees tu propio ritual que incluye sentarse a meditar, escribir libremente, afirmaciones y movimientos conscientes.

El poder del ritual para activar tus intenciones - ritual-2

¿Ubicas el «a quien madruga Dios lo ayuda»? Bueno, es parcialmente verdad. Los sutras de yoga mencionan un momento del día llamado brahmamuhurtha, significa la hora de Brahma (el creador). Es el período de cada noche más cercano a la mañana, que comienza alrededor de 90 minutos antes de que salga el sol y termina 48 minutos antes del amanecer.

Lee también: Cosas negativas que te dices a ti mismo que tienes que eliminar de tu vocabulario

Se dice que Brahmamuhurtha es el mejor momento para meditar, practicar yoga o hacer cualquier otra práctica sagrada, porque la mente está naturalmente muy quieta en ese momento. Además, hay poco ruido en el mundo en general. El resultado es que puedes profundizar en la meditación, o en la contemplación. Durante este tiempo, tu conexión con la Fuente y el Espíritu es más intensa que en cualquier otro momento del día.

El poder del ritual para activar tus intenciones - ritual-4

Para sacar el mayor provecho de estos minutos, es importante que tengas tu ritual y goces de estos momentos que son solamente para ti y tus intenciones. Las cuatro partes de este ritual son realmente fáciles y puedes hacerlas como a ti te guste, puedes prender incienso, ponerte frente a una ventana, encender una vela, etc.

Lee también: Dharma y carrera: cómo entender nuestra misión de vida

El primer componente es sentarse. Ya sea para tu meditación o para contemplar (que es otra forma de meditar). Siéntate como te sientas cómodo, usa una cobija o lo que necesites. Toma unas respiraciones profundas, arraiga tu cuerpo hacia abajo para sentir el apoyo del suelo y siéntate derecho a través de los lados de su columna vertebral, como si fueras un conducto entre el cielo y la tierra (que sí eres). Quédate ahí entre 5 y 20 minutos.

El poder del ritual para activar tus intenciones - ritual-3

Lo siguiente es escribir. Este ejercicio de escritura libre es de los rituales de creatividad, espiritualidad, innovación y liderazgo más poderoso. Cuando escribes un diario o haces morning pages (aquí hablamos más sobre eso) comenzarás a escuchar tu propia inspiración y guía interna con una claridad increíble. Esto se debe a que tus ideas tienen espacio y resolver problemas se vuelve más y más fácil.

Lee también: Abre tu corazón con música y yoga

El tercer paso son las afirmaciones. Sobra decir que los obstáculos internos en forma de pensamientos y creencias limitantes, basados ​​en el miedo, dudosos o negativos son nuestro más grande rival. La única forma de darle una oportunidad a los pensamientos nuevos, poderosos y positivos es practicarlos intencionalmente, con una práctica de afirmación en su ritual diario. Toma frases que te gusten y repítelas frente al espejo.

El poder del ritual para activar tus intenciones - ritual-5

El cuarto y último elemento de tu ritual son movimientos. Esta es una forma de hacer grounding y no es necesariamente tu entrenamiento o práctica de yoga. Se trata de unos movimiento para encender tus chakras, calentar tu cuerpo y comenzar a relacionarte con el mundo físico que te rodea, para empezar el día. Esta secuencia es una buena idea.