Consejos de seguridad para el uso de fuego en los altares del Día de Muertos

Desafortunadamente los números de accidentes en México relacionados con la instalación de altares de muertos es mucho mayor de lo que creemos, es de suma importancia tener extremo cuidado con nuestras ofrendas en casas y lugares abiertos, sobre todo con el uso del fuego.

La celebración de Día de Muertos es icónica de nuestro país que ha tomado gran relevancia llegando a traspasar fronteras. Es una enorme fiesta llena de cultura, tradiciones, colores, aromas y alegría, un recordatorio y celebración a la vida y a la muerte con el «reencuentro» de los que se han adelantado de este plano terrenal.

Las ofrendas se preparan con muchas semanas de anticipación colocando calaveras, pan de muerto, flores de cempasúchil, agua, fotografías, mandarinas, chocolate, papel picado y velas… muchas velas que representan la luz para que nuestros difuntos puedan regresar a casa por al menos dos días y coman lo que les ofrecemos en los altares.

La UNESCO Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura, declaró la festividad como Patrimonio Oral, Cultural e Inmaterial de la Humanidad el 7 de noviembre del 2003.

Consejos de seguridad para el uso de fuego en los altares del Día de Muertos - altar

El significado de las velas está relacionado con amor, vitalidad y reunión, «Mientras la llama se mantenga encendida, no olvidaremos a quienes partieron de este mundo», es la primicia de BIC encendedores en su video «Nosotros» dedicado a esta festividad. Así que las velas son imprescindibles para los altares; sin embargo, desafortunadamente usar fuego también es un constante peligro.

Para que la celebración no se convierta en una tragedia, te dejamos una lista de medidas preventivas para el uso seguro del fuego en los altares.

  • Elige empaques de vidrio para tus veladoras y no olvides el plato debajo con agua para mitigar cualquier inicio de incendio.
  • Mantén alejados a los niños y/o mascotas del altar.
  • Ten a la mano, puede ser abajo de la ofrenda, una cubeta con agua o arena para extinguir cualquier llama que pudiera salirse de control.
  • Jamás olvides apagar las velas al salir, a la hora de dormir o cuando no la tengas a la vista.
  • Mantén una distancia importante entre las veladoras y el papel picado, madera, cartón, copal, flores y cualquier otro material que pudiera ocasionar un accidente.
  • No obstruyas salidas de emergencia con tu altar. Sabemos que la colocación de la ofrenda quita espacio considerable en el entorno pero no tapes alguna puerta o ventana importante pues podría ser tu escape en caso de emergencia incluso que no esté relacionada con el fuego.