Consejos para tratar a una persona con Alzheimer ¡El amor es clave!

Pocas personas están al tanto de lo que implica cuidar a una persona con Alzheimer, no es cómo en las películas, realmente puede ser muy doloroso para la familia y para el paciente si no se está preparados. Tampoco es que sea una misión imposible, solo se tiene que tener una gran comunicación para poder hacer que sea lo más llevadero para ambas partes. Es por eso, que se ha creado un día en el que se fomenta que las personas reflexionen sobre el tema. Siendo el 21 de septiembre considerado como el Día mundial del Alzheimer. Así que si tienes algún familiar que pase por una situación que pueda servirle, te dejamos algunos consejos.

Compartiendo un poco de la experiencia personal al haber tenido a un bisabuelo diagnosticado conAlzheimer y ahora una abuela que comienza a presentar también la pérdida de la memoria. Por eso, es que me atrevo a compartirte un poco de lo que tal vez te pueda servir para que logres ese equilibrio. Sin perderte en el camino y haciendo que también te pongas como prioridad ya que para que puedas cuidar a esa persona que lo padece, tu estabilidad emocional tiene que estar bien en todo momento para que no te caigas en el camino.

Consejos para tratar a una persona con Alzheimer ¡El amor es clave! - sabrina-76

Primero que nada, ¿Qué es elAlzheimer? Es un tipo de demencia que causa problemas con la memoria, el pensamiento y el comportamiento de una persona. Suele presentarse lentamente y van empeorando sus facultades mentales. Es decir, pueden comenzar a olvidarse tan simple como lo que desayunaron pero con el tiempo puede convertirse hasta en un motivo para que la persona se pierda o no reconozca quien es. Por eso, es muy importante tratarse cuanto antes ya que aunque no hay cura, sí se puede alentar o no permitir que siga avanzando.

Es clave cuidar al cuidador

Seguro que siempre pensaste que lo más importante era el paciente, no es así, es simplemente un empate entre el cuidador y paciente. Existe el síndrome del cuidador en el que se refiere a aquellas personas que sufren el desgaste físico, psicológico y su salud por hacer un cuidado constante al enfermo. El cuidador se siente sobrepasado por todo el desgaste y esfuerzo que hace. Por eso, es vital que el cuidador tenga descansos también, ya que si él se encuentra bien, podrá hacer un mejor trabajo cuidando a la persona con Alzheimer. En cambio, sí se encuentra cansado y harto de toda la situación que se le está presentando, cada vez será menos llevadero para esa persona.

No hagas sentir torpe al enfermo

Aunque no lo creas, el cuerpo tiene memoria, si antes esa persona realizaba actividades como lavar los trastes, debes permitirle que pueda seguir haciendo esas actividades para que se sienta útil. Hay una frase que me gusta mucho recordar de una serie llamada Memory love, «Los recuerdos no desaparecen… olvidar, significa que están temporalmente escondidos» y queda muy bien para la situación. En lugar de hacer sentir como una carga o molestia a la persona, deja que se sienta de mucha ayuda y seguro que te lo van a agradecer, además que puede que le ayudes a su cuerpo a recordar eso que está temporalmente oculto.

Suelta el pasado

Un error común al tratar con una persona que padeceAlzheimer es querer obligarla a que recuerde, no es tan sencillo. Ahora imagina que si para ti es doloroso, para esa persona el doble al no entender qué pasa o querer forzarse a recordar algo que probablemente no pueda. Eso no significa que se tenga que hacer como que nunca paso. Tan solo se trata de no aferrarse al pasado, eso solo detiene que puedan aprovechar el tiempo viviendo cosas nuevas. Tan solo mantente enfocado en el presente, eso es lo que tienes y lo que realmente debería importar.

Nada como estar prevenidos

Puede que tan solo se olviden de unas cosas y no sea totalmente la pérdida de la memoria pero ahora el susto de pasar por un momento de incertidumbre en el que esa persona se pueda perder y no sepas ni cómo comenzar a buscarla. Se siente horrible, hoy en día es muy sencillo rastrear a una persona gracias a las apps y tecnología pero sí es un adulto mayor quien pasa por la enfermedad tal vez tengas que ponerte más ingenioso. En mi caso, te comparto un tip que nunca falla, manda hacer una pulsera que tenga su nombre completo, tipo de sangre y un número de emergencias. No es ser alarmista pero te aseguro que ayudará a que puedas sentirte más seguro. Así mismo puedes conseguir un llavero con algún chip para rastrearlo en caso de una emergencia. Puedes colocarlo en sus llaves o algo que siempre lleven consigo.

Realizar juegos mentales

Son muy buenos para la memoria, desde sopas de letras, sudoku o cualquier juego que pueda ponerlos a pensar un rato para mantener su mente activa. Te juro que hace toda la diferencia porque incluso están más alerta y hace que no se revuelvan tanto en sus actividades. Además de lograr que su concentración no se pierda. Simplemente un consejo que hará más llevadero todo el proceso.

Ten un corazón fuerte

Toma en cuenta que si la enfermedad es avanzada, puede que ni siquiera te recuerde o reconozca por lo que se puede prestar a que experimentes malos momentos en los que se te acuse de cosas o sientas dolor de ver como no se acuerdan de ti. Aquí es muy importante que no dejes que te derrumben esos momentos, ten presente que no es que lo quieran hacer o decir realmente, claro que duele pero por todo ese amor que le tienes a la persona trata de no reaccionar agresivamente o hiriente.

Nunca es tarde para seguir aprendiendo

Ten en cuenta que por más cosas que hayas leído, nunca es tarde para seguir aprendiendo cosas nuevas en las que puedas guiarte para hacer que todo sea funcional. Desde leer en libros, revistas, publicaciones en internet en las que puedas aprender cosas que tal vez no habías pensado. Guiarte por especialistas y doctores que hagan que todo tenga mayor sentido. Otra opción es buscar grupos de apoyo para desahogarte, seguro que será de mucha ayuda conocer testimonios similares a los tuyos, tan solo no te rindas, en el fondo del corazón de esa persona, ten presente que no te olvidará nunca.