6 trucos para que tu mascota se acostumbre a tu nuevo bebé

Hay muchos estudios que confirman la importancia que tiene lograr que tanto bebé y mascota se lleven bien, esto se debe a que hay grandes beneficios. Desde hacer que tenga una mejor salud y no sea propenso a padecer enfermedades como asma, también a tener grandes momentos juntos porque bien dicen que no hay mejor amigo de los seres humanos que los perros. Aquí te compartimos algunos trucos infalibles para conseguir que tu mascota se acostumbre a tu bebé y no termine en caos total.

No te agobies, es normal que cuando se tiene alguna mascota y llegue de la nada un bebé, sea muy extraño para ambas partes. En muchos casos al no hacerlo con precaución, termina siendo algo molesto ya que el perro no entiende motivos sobre ese ser extraño que llego a invadir su hogar. Además que no puede hablar para explicarse sobre cómo lo hace sentir el bebé. De ahí nace la necesidad de hacer que se lleven bien para hacer un mejor equipo todos juntos.

6 trucos para que tu mascota se acostumbre a tu nuevo bebé - sabrina-2-3

No dejes todo a última hora

Uno de los errores más famosos cuando se les pregunta a las personas sobre cómo hicieron para juntar al bebé y a la mascota. Ese momento incómodo en el que no se le da tiempo para que el perro pueda asimilar que toda su rutina diaria va cambiar. Tienes que comenzar a marcar muy bien que todo cambiará para que el perro no se sienta desplazado o abandonado y sufra de depresión. Se tiene que seguir un proceso de adaptación en el que tal vez marques cambios notorios que puedan existir a la llegada del bebé.

Acostúmbralo a que tenga su propio espacio

Muchos dueños no procuran que sus mascotas tengan un espacio propio haciendo que compartir absolutamente todo deje de verse como algo tierno. Eso solo fomenta crear dependencia de ambas partes y cuando llegue el bebé será un problema. Toma en cuenta que tu mascota va querer seguir a tu lado 24/7, es mejor enseñarle a si pasar tiempo juntos pero que se acostumbre a tener us propio espacio como su cama, juguetes o premios. Será tardado pero se convertirá en un hábito.

Permite la llegada de nuevos sonidos y objetos

Mientras esperas la llegada de tu bebé, toma en cuenta tratar de mostrarle lo más que puedas a tu mascota, desde su ropita hasta sus juguetes, incluso puedes prenderlos para que se adapte al sonido de cada uno y no sea un dolor de cabeza para tu perro peleando. Cuando menos lo pienses el perro ya se habrá acostumbrado a todas esas novedades.

Nuevos olores

El factor más importante, una vez llegando tu bebe, permite que poco a poco se comience a involucrar de lleno con el perro al dejar que se acerque un poco(siempre en compañía) siempre y cuando tengas la seguridad de que hay mas personas para ayudarte en caso de no ser tan favorable. Puedes comenzar de menos a más, deja que huela su ropa o sus cosas, poco a poco dejará de ser un aroma extraño para la mascota y así podrán convivir al paso del tiempo para ser grandes amigos.

Evita escenas de celos

Seguro que tu mascota esta muy acostumbrada a ser el centro de atención, cuando llega un bebé, requiere de miles de cuidados y puede que de entrada los primeros días no puedas ponerle toda la atención. Aún así, por más cansada que te sientas dedica al menos unos minutos para tu mascota, eso hará que no se sienta mal por el bebé e incluso se convierta en ese guardián de tu bebé conforme vaya creciendo. Todo se trata de evitar que se vaya creando el caos por querer tenerte solo para uno.

No dejes que el bebé haga lo que quiera

Seguro que apenas vea a tu mascota va querer correr a jugar con el pero si ya es un perro mayor puede que esos juegos no sean tan cómodos y convenientes ya que solo va crear una barrera de incomodidad entre ambos. Hace qué lejos de quererlo se aleje lo más posible por sentirse atacado. Al crecimiento de tu bebé ve enseñándole que tiene que respetar y tratar con cariño a tu mascota ya que también es un miembro de la familia