«Conocedores» de arte que hicieron el ridículo

El arte es algo que se presta muchísimo al bluff. Siempre hay quien se dice un gran conocedor, los que se creen expertos en la materia capaces de inventar cualquier cosa con tal de impresionar. Y siendo el arte y su apreciación algo tan subjetivo, se presta bastante a esto.

Para jugar con esto, la serie online «Lifehunters» instaló una obra de arte impresa de la tienda IKEA (de costo bastante bajo) en el museo de arte moderno de Arnhem, y la exhibieron junto con otras piezas.

Así fue como engañaron a los visitantes en el museo de Holanda e hicieron un vídeo en el que el host del programa, Boris Lange, les pide a los visitantes que observen la obra con él y digan sus comentarios.

Algunos dijeron que les parecía familiar el nombre del pintor (IKE Andrews) y claro, no faltó quien dio su punto de vista de la «profunda» obra. También les preguntaron cuál creerían que era el precio estimado y algunos mencionaron que hasta 2.5 millones de euros.