Pets

Cómo separar una pelea entre perros (y si deberías)

Muchos de nosotros tenemos reacciones casi inmediatas cuando se trata de los animales. Así como a veces te acercas a un perro y el dueño te advierte no hacerlo y ya es demasiado tarde. Lo mismo puede pasar cuando ves dos perros peleando y aún más, cuando uno de ellos sea el tuyo.

Lee también: Conoce mejor a tu perrito, aprende su su lenguaje corporal con estos consejos

No te deshagas de tus instintos. No hay conocimiento detrás de la inteligencia instintiva, por lo que «no pensar» puede ser algo bueno. Con los perros, todo se trata de instinto y energía.

Esto es lo que debes tener en cuenta. Puedes detener una pelea de perros al observar su lenguaje corporal. Cuando haces esto y notas algo que lo altera, puedes detener el mal comportamiento del perro en el momento en que lo ves que comienza a escalar.

Cómo separar una pelea entre perros (y si deberías) - pelea-perros-3-1024x694

Ahora, si es muy tarde y los perros ya pelean, lo primero y más importante es que seas rápido, te mantengas alerta y cuidadoso, emocionalmente en sintonía y tranquilo y asertivo. Si llamas por ayuda, es posible que nadie quiera meterse, entiéndelo. No grites tan fuerte ni repetidamente, tensarás más el ambiente.

Lee también: ¿Sabías que tu mascota también puede donar sangre?

Entonces, una vez que ocurra un pleito, mantén la calma y observa quién o cuál de los dos perros tiene un mayor nivel de intensidad. Ese es el perro en el que te vas a centrar. Luego, debes intervenir para darle a ese perro el toque correcto, esto significa en el área de la caja torácica. Esto obliga al perro a abrir la boca y dejar de agarrar al otro perro. También se trata de tiempo, así que busca el momento adecuado y luego actúa rápidamente.

Cómo separar una pelea entre perros (y si deberías) - pelea-perros-2-1024x694

Otra opción es jalarlo de la parte posterior de su cuello y collar, no desde la parte superior de su cabeza, sino desde la parte posterior y hacia arriba. Esto lo forzará también a abrir la boca para respirar y soltar. Si los tomas de la cara o cabeza, el perro puede interpretar esto como si entraras a la pelea y atacarte. La intensidad es tal, que el animal no distingue si eres otro perro o humano.

Recuerda, ten mucho cuidado en estas situaciones. Debes tomar estas acciones sólo si te sientes con la confianza y seguridad para acercarte al altercado.