3 formas sencillas de mejorar un Mac’n’Cheese de caja

El Mac’n’cheese de caja es de los alimentos favoritos de muchos. Desde la infancia los comemos y amamos. Es algo que siempre vive en la despensa, fácil y que saca de cualquier apuro. Este invento gloriosamente conveniente siempre ha sido parte de nuestra vida y no tiene porqué ser un alimento de «comida rápida» en casa, siempre es posible darle un giro gourmet.

Hay momentos donde puedes dedicarle horas a la cocina, pero hay momentos en los que no pero se puede experimentar con diferentes combinaciones de ingredientes. En el caso de esta pasta mac & cheese de caja, se pueden agregar ingredientes adicionales para quitarle un poco de simplicidad, e incorporarlos es fácil.

3 formas sencillas de mejorar un Mac'n'Cheese de caja - mac-and-cheese-2

Champiñones + Tomillo + Gruyère Rallado

Una opción aromática y con queso extra. Saltea los champiñones en rodajas en un sartén con un poco de mantequilla y tomillo fresco picado. Una vez que el mac instantáneo esté listo, mezcla los champiñones y el gruyere rallado.

Pesto + tomates deshidratados

El aroma y sabor de la albahaca es perfecto para cualquier pasta. La solución más deliciosa es mezclar una cucharada o dos de pesto en la olla de mac & cheese. Luego, para un poco de sabor dulce y umami, agrega tomates deshidratados picados. Espolvorea el resultado final con un poco de parmesano recién rallado para un toque final perfecto.

Tocino + chícharos + huevo

Al estilo del clásico spaghetti alla carbonara italo-romano pero muy simple. Corta el tocino en trozos y fríelo hasta que esté crujiente mientras el agua hierve. Luego, rompe dos huevos en un tazón y agregue la mezcla de queso en polvo del paquete con un tenedor. Una vez que la pasta esté lista, agrega la mezcla de huevo y queso (junto con un chorrito de leche o agua de pasta) hasta que se combinen. Agrega el tocino y los chícharos ya cocidos y listo.