5 cosas a tomar en cuenta cuando compres un protector solar para la cara

Ya se viene la temporada de playa y mucho sol durante la primavera y el verano y que mejor que estar preparados para cuidar de nuestra piel que con las recomendaciones médicas necesarias. No está muy fuera de la realidad que muchas personas consideran que un protector solar para la cara es lo mismo que uno para el cuerpo y no. Cada uno tiene una función diferente y tenemos que aprender a distinguirlo para usar lo que realmente necesita nuestro cuerpo y no lo que creemos nosotros.

Recordemos que el protector solar sirve para muchas cosas, la más importante es proteger nuestra piel para prevenir el envejecimiento prematuro, manchas o hasta cáncer por no darle los cuidados necesarios a la piel. Partiendo de eso, salgamos o no de nuestras casas, es importante usar protector solar diario, hazlo un hábito en la rutina de skincare y nunca lo olvides. Ahora que para facilitarte las cosas si apenas vas aprendiendo en el tema, te compartimos algunos puntos a tomar en cuenta para elegir el indicado para la cara.

5 cosas a tomar en cuenta cuando compres un protector solar para la cara - sabrina-73

¿El precio hace la diferencia?

La mayoría piensa que entre más caro sea el protector solar, será mejor el producto y la realidad es que antes de fijarte en una marca o un precio, lo ideal es fijarte para que tipo de piel va dirigido el producto. No es lo mismo uno para piel mixta que para piel seca. Aprender a diferenciar eso es ley en el skincare. Hay muchas marcas como Teia que ofrece protectores con ingredientes orgánicos dejando fuera componentes tóxicos por lo que es un claro ejemplo de como se puede cuidar de nuestra piel si sabemos buscar correctamente.

¿Qué onda con el amplio espectro de un protector solar?

Para empezar, tienes que saber que hay dos tipos de rayos ultravioletas, están los UVA que penetran hasta las capas más profundas, donde se provocan alteraciones celulares y causan arrugas, manchas y falta de elasticidad. Por otro lado, los UVB, penetran menos pero son más reflejantes y dañinos para la biósfera y en el cuerpo queman el tejido. Ambos tipos son potentes factores de riesgo para desarrollar cáncer de piel. Para evitar lo antes ya mencionado se tiene que buscar uno de amplio espectro. Seguro que después de leer esto vas a correr a leer que tienen tus productos de skincare.

¿Qué FPS se recomienda para la cara?

La Organización Mundial de la Salud recomienda que se use un protector solar de amplio espectro, con factor de protección 30 o superior para mayor efectividad. Recuerda que debes aplicarlo varias veces al día para mayor efectividad. Sobretodo si estás expuesta al sol. Para entender mejor, toma en cuenta que un FPS15 bloquea en torno a un 93,33% de los rayos UV, un FPS30 un 96,66%, un FPS50 un 98% y un FPS100 un 99%.

¿Cuándo se aplica?

Si eres una amante del skincare y el maquillaje seguro que tienes ya una rutina de pies a cabeza pero para los que apenas se van adentrando en el tema. Es importante resaltar que aunque tu maquillaje tenga protector solar, eso no te exenta de usar protector solar ya que no van a proteger tu piel como lo necesitas. Así que sabiendo esto recuerda aplicar tus productos en orden del más ligero al más pesado. Es decir, primero limpieza facial. tónico, serum, crema hidratante, protector solar y al final la base de maquillaje si utilizas.

¿A prueba de agua?

Si pensabas que utilizar un protector a prueba de agua hacía que ya estuvieras a salvo de todo. Es un error, en primera tenemos que aplicar al menos dos veces al día el protector solar ya que su duración no es eterna. Para la cara se puede optar por un en spray o en polvo para no arruinar el maquillaje pero cuando se habla de «a prueba de agua» solo se refiere a que dura un poco más si sudas o estás en una alberca o mar, es decir, puedes estar 40 o 60 minutos en el agua y va resistir un poco más que uno común. Al momento de secarte con una toalla habrás quitado la mayoría así que debes ser constante para volver a aplicarlo.