Cuidados básicos para tu piel después de hacerte un tatuaje

Los tatuajes se han convertido en una manera de expresar la personalidad de cada persona a otro nivel. Logrando que sea todo un arte y una manera muy linda de representar las cosas que más le gustan a alguien como para plasmarlo en su piel toda la vida. La realidad es que aunque es algo muy bonito, no siempre se le dan los cuidados necesarios. Es decir, muchos piensan que no hay cuidados previos a un tatuaje o posteriormente y eso puede traer problemas en la piel que no querrás vivir en carne propia.

No es que te digamos que es bueno o malo hacerse un tatuaje, simplemente requiere de que seas lo suficientemente responsable como para hacerte cargo de lo que conlleva. No es solo hacerlo y dejar todo al aire. Requiere de un compromiso en el que las personas puedan informarse antes para estar preparados y evitar alguna molestia en la piel o en el peor de los casos alguna infección.

Cuidados básicos para tu piel después de hacerte un tatuaje - sabrina-2022-08-10t015222159

Luego de hacerte un tatuaje es muy importante que tengas mucha limpieza, es decir, no porque estés recién tatuado, significa que tendrás que evitar el contacto con el agua. Solo evita los chorros de agua directos sobre la piel, para limpiar esa parte de la piel puedes usar jabón y agua fría con cuidado para no lastimarte y luego secar con una toalla limpia a pequeños toques.

Lo siguiente que no puedes olvidar es mantener la piel super humectada, la piel puede resecarse o irritarse tras hacerse un tatuaje. Es importante que mantengas la piel saludable con humectantes como aloe vera en gel, alguna crema reparadora o tónico que te permita que la piel se mantenga sin molestias. Todo de manera delicada para evitar que se pueda irritar más la piel por aplicarlo de forma brusca, siempre es tratar la piel con mucho amor.

Evita exponer al sol el área tatuada por al menos un par de semanas, de lo contrario podrías quemar esa zona y dejar alguna marca bastante notoria y dolorosa. Aunque estés en casa, un punto que muchos olvidan es la parte mas importante, proteger la piel, siempre se debe usar y reaplicar protector solar. En dado de qué salgas, servirá aún más para que no dañes la piel pero que mejor que hacer un doble esfuerzo y no salir.

No uses ropa muy pegada, trata de estar lo más holgado posible, hay muchas telas que pueden adherirse al tatuaje y será un terror quitarlo sin lastimarte. Por eso, aunque tengas protegida la zona del tatuaje, nada como llevar ropa que no haga presión y deje que pueda sanar más rápido. De la misma forma, evitar arrancar las costras que deja el tatuaje al paso de las semanas, eso puede provocar cicatrices o infecciones y en un caso muy malo hasta dañar el diseño del tatuaje. La espera valdrá la pena, no lo quieras adelantar.