¡También nos sorprendimos! Estas caricaturas te hicieron amar el jazz sin que te dieras cuenta

Si la música es tu pasión, seguramente el jazz ahora es parte de tu vida. Pocas personas son capaces de renegar el sonido de Charlie Parker, Miles Davis o John Coltrane. Desde hace casi un siglo el jazz ha transformado el mundo musical, pasando de ser un paria para convertirse en sinónimo de melomanía y sofisticación.

Pero, ¿dónde y cuándo tuviste tu primer acercamiento con el jazz? Tal vez no te hayas dado cuenta en su momento y puede que incluso se te olvidara, pero muchas de las caricaturas que se han convertido en clásicos, estaban repletas de jazz. La relación más obvia es la de Los Aristogatos, pues además de tener la canción «Todos quieren ser ya gato jazz», es una de las películas más famosas de Disney.

¿Sabías que uno de los discos de jazz más vendidos en la historia es el soundtrack de una caricatura? Se trata del disco del trío de Vince Guaraldi para la cinta A Charlie Brown Christmas. Además de la película, la caricatura de Charlie Brown está repleta de éxitos de jazz que acompañaban esas historias llena de enredos, amor y amistad que tanto nos enseñaron cuando éramos pequeños.

los años sesenta fueron una época realmente fructífera para el jazz en la televisión, y tal vez el opening más famoso de una caricatura es el de La pantera rosa, que fue compuesto por Henry Mancini, considerado el mejor compositor de música en el cine.

Si tu infancia sucedió en los noventa o empezando el siglo XXI, seguramente uno de tus referentes de jazz es el sofisticado e incomprendido Arnold. La caricatura de Nickelodeon va más allá de lo clásico, pues el compositor, Jim Lang, pasó de lo tradicional a lo experimental a lo largo de la serie, llegando a crear piezas que a pesar de encajar perfectamente en un capítulo de Hey Arnold!, podían hacerlo en cualquier trabajo de David Lynch.

No se puede negar que un poco de jazz en el soundtrack de una caricatura la convierte en algo digno de ver (y escuchar) una y otra vez. ¿Necesitas más? Estas son otras caricaturas que nos hicieron amar el jazz sin darnos cuenta:

Los Picapiedra

Don gato y su pandilla

Los Supersónicos

Los Increíbles

Cowboy Bebop