Luxury Toys

Por esto los autos italianos son los favoritos de todos

Italia es sinónimo de arte. Desde Leonardo da Vinci, este país ha sido un emblema en el mundo del diseño, y desde entonces sus creaciones han sido altamente cuestionadas y desentendidas. Sin duda van un paso adelante que el resto del mundo y por eso muchas veces sus creaciones parecen de otro planeta.

Ahí la industria automotriz es muy distinta a la de lugares como Alemania o Estados Unidos. En Italia los artistas trabajan junto a los ingenieros y las máquinas sólo pueden ser tan rápidas, como hermosas (aunque modelos como el Fiat Jolly de 1959 hagan que la palabra «hermosa» realmente sea subjetiva) y por ello, estas firmas italianas hacen que el mundo los considere los mejores.

Alfa Romeo

Cada Alfa Romeo es creado de manera única, por esta razón la marca está orgullosa de decir que pueden distinguir cualquiera de sus modelos con un simple vistazo. Desde 1910 Alfa Romeo (llamado ALFA hasta 1915 cuando Nicola Romeo se hizo accionista mayoritario y adhirió su nombre a la marca) ha creado autos bajo sus propios términos sin seguir modas ni expectativas.

Maserati

Maserati fue una de las firmas que se obsesionó con la velocidad durante el siglo XX. Ahora que los tiempos han cambiado, se han adaptado al lujo sin perder de vista lo que los hizo grandiosos. Aunque no es tan popular en América, en Europa un Maserati demuestra conocimiento y clase, es el auto que los verdaderos conocedores del mundo automovilismo eligen.

Lamborghini

Quizá la firma italiana más ambiciosa en cuestión de diseño. Si Alfa Romeo sabe cuál es uno de sus autos al darles un vistazo, Lamborghini puede dejarle eso a un niño en cualquier rincón del mundo y podrá identificar a un Gallardo de un Diablo. Estos hypercars son livianos, rápidos y poderosos; una mezcla perfecta.

Ferrari

Pocas veces las obras de arte viajan a tal velocidad. Ferrari ha innovado en diseño, ingeniería, velocidad y se ha convertido en un símbolo que va más allá del lujo o la rapidez, esta firma representa el matrimonio entre el arte y la ingeniería y desde su fundación en 1939 ha logrado posicionarse como el rey a nivel mundial.