Luxury Toys

Esto tienen en común un auto deportivo y un atleta

Esto tienen en común un auto deportivo y un atleta

Si algo tienen en común los automóviles y los atletas es que su objetivo principal es tener un buen rendimiento. Tanto en el interior como en el exterior, tienen que mantenerse con la mejor condición posibles para que dar el 100% en cada carrera.

Lee también: Si los corredores olímpicos fueran un coche, ¿cuál serían?

Por esa razón, la marca japonesa Infiniti nos compartió cinco importantes consejos que debemos tener en cuenta para cuidar nuestro vehículo. Entre metáforas encontrarás la similitudes y aprenderás de ambos. Así que si eres un atleta o simplemente un fanático de los automóviles tienes que leer esto. ¡Toma nota!

 

Debes tener un check-up regularmente

Para cada competencia importante, un atleta debe tener al día su certificado médico. Los servicios serían exactamente lo mismo para tu auto, a partir de los 12 mil kilómetros o cada seis meses es mejor llevarlo a la agencia. De esta forma podrás prevenir fallas y te evitarás estar fuera de circulación por alguna “lesión”.

 

Las llantas son como el calzado deportivo

Siempre lo hemos dicho, el calzado deportivo es como las llantas de un coche. Por lo tanto, al llegar a cierto kilometraje se deben de cambiar o de igual si necesitas un calzado especial para un terreno específico. En los coches es importante cambiar las llantas a los 24 mil kilómetros o cuando hay desgaste y el calzado cuando comiencen los achaques del tendón de Aquiles.

 

Lee también: 6 marcas de tenis para correr que jamás te traicionarán

 

La limpieza personal es MUY necesario

Así como los atletas, el aseo de un coche es necesario. Sobre todo para proteger las capas de pintura y mejorar su apariencia. La recomendación es que el exterior se lave cada semana y el interior, al menos, cada mes.

 

Jamás olvides la hidratación

Lo peor que le puede pasar a un atleta es la deshidratación por no tomar suficiente líquido. Para los coches mantener el motor lubricado es casi lo mismo. Debes considerar que cada 12,000 kilómetros o cada seis meses debes revisar los niveles de aceite, anticongelantes y el líquido de frenos. Es de suma importancia revisar, si es que sales a carretera, sería competir en una carrera de 10K sin tomar nada de agua.

 

Lee también: ¿Sabes cuál es el coche deportivo más vendido del mundo?

 

Siempre es necesario el consejo de un experto

Para un atleta, su entrenador es una persona invaluable. Él es quien mejora su técnica, quien lo aconseja y quien lo llevará a brillar en cada competencia. Con un coche es igual, el consejo experto es necesario y no hay mejor lugar para hacer que los centros especializados de la marca.