Decor

West Elm abrirá sus propios hoteles y los queremos conocer YA

West Elm abrirá sus propios hoteles y los queremos conocer YA

La expansión de tiendas de retail hacia el mundo de la hospitalidad es algo que ya hemos visto antes con marcas como Versace y Bvlgari. Estas aprovechan las expansiones para llevar su ideología de marca a otros campos, ya sea lujo, comodidad o experiencia. Con la apertura de su primer hotel a finales de 2019, West Elm llevará su comodidad y practicidad a seis ciudades de Estados Unidos y nos morimos por visitarlos.

Lee también: 6 hoteles del futuro que deben estar en tu bucket list

Bajo el “neighborhood concept” que ha distinguido a la marca de muebles desde sus inicios en Brooklyn, llega su nuevo proyecto de hoteles. Enfocados en el diseño y en cuidar cada detalle para que cada huésped tenga una experiencia personalizada y que se ajuste a sus necesidades, no importa si viaja por negocios o placer.

 

West Elm abrirá sus propios hoteles y los queremos conocer YA - west-elm-hotels-2

Los West Elm Hotels buscan que el huésped se conecte a la vida diaria de cada destino, para sentirse como un local. Por ejemplo, el hotel ofrecerá educación sobre el sueño y cómo el bienestar general tiene un fuerte impacto en los viajes, y el host atenderá a todas las necesidades del viajero. Más allá que un concierge típico, como si el dueño de un bed & breakfast es tu amigo que conoce todos los lugares cool. El sentimiento “cozy” acompaña el diseño y trato de quienes te reciben.

 

Lee también: Puedes tener una casa en diferentes ciudades de Europa con esta membresía

 

Los primeros hoteles están situados en ciudades que dan prioridad a lo local y tienen historia industrial o de preservación cultural. Buscaron ubicaciones donde hay un gran sentido de comunidad como Detroit, Minneapolis, Savannah, Indianapolis, Oakland y Portland. Y por sus ubicaciones, el concepto será hiper-local. Sentado en un sofá de piel modelo “Hamilton” de West Elm, con una taza en mano, podrás subir los pies sobre una mesa de café hecha por un carpintero de la zona.

En estos hoteles boutique no sólo te darán la bienvenida, te invitan a ser parte de la comunidad. Pero no en un sentido que da flojera, sino en el que te vuelves un vecino más. Por eso darán la atención personalizada, el espacio y los servicios que necesitas (ya sea un mojito en la noche, una taza de café a las 5 am o una almohada extra suave), para que te sientas cómodo, renovado y listo para tener energía para lo que necesites.

Para conocer más sobre West Elm Hotels da clic aquí.