¿Qué ciudades visitar para conocer más sobre la independencia?

Por Mary Gaby Hubard

La historia de México es verdaderamente fascinante. Y estás fechas son ideales para conocer un poco más al respecto. Por eso, les recomendamos cuatro get aways de fin de semana para que visiten en el puende y descubran un poco más acerca de la independencia de nuestro país.

Querétaro 

Esta fue la ciudad donde se gestó a la Conspiración de Querétaro, que prácticamente fue la que dio inicio a la Independencia. Ésta se llevó a cabo en casa de la Corregidora, Doña Josefa Ortiz de Domínguez, ubicada en el Centro Histórico de la Ciudad de Querétaro y que actualmente se utiliza como el Palacio de Gobierno.

Ahora, Querétaro es una ciudad sumamente modernizada con ofertas gastronómicas inigualables y lugares para hospedarse espectaculares. Está a tan solo unas horas de la ciudad, así que vale mucho la pena darse la vuelta por ahí este fin de semana.

Guadalajara 

¿Qué mejor lugar para celebrar las fiestas patrias que la tierra del tequila? A tan sólo unas horas, queda la región de Tequila, Jalisco donde se produce esta maravillosa bebida. Y además de la fiesta, vale la pena visitar Guadalajara porque durante la independencia, los insurgentes comaron la ciudad en una acción militar en la que se enfrentó el  el general José Antonio Torres contra Manuel del Río. Es un lugar que guarda momentos muy importantes de nuestra historia.

Celaya 

Es mucho más que la tierra de la cajeta. Después del Grito de Dolores los combatientes acamparon en Celaya en la hacienda de Santa Rita. También, Hidalgo se hospedó en el Mesón de Guadalupe, que actualmente está en el centro histórico. Con motivo de las fiestas patrias en la ciudad habrá desfiles, festivales, y ceremonias en todo el pueblo.

San Miguel de Allende

La ciudad que Condé Nast traveler reconoció como la mejor del mundo, en un principio se llamaba «San Miguel el Grande». Su arquitectura barroca y toda la historia que guarda en cada uno de sus rincones, la han convertido en un lugar mágico.

Es la ciudad natal de Ignacio Allende, pero tiempo después de la independencia estuvo a punto de convertirse en un pueblo fantasma. Afortunadamente el gobierno, conociendo su importancia histórica, lo rescató y así la ciudad conservó su carácter de pueblo.

Twitter: @MGHUBARD