Drinks

Qué es el vino natural y porque tienes que conocerlo

Seguramente ya has escuchado hablar del vino natural y como ha ido ganando popularidad. Se trata de un vino como lo bebían en el pasado, hace siglos. La manera más fácil de definirlos es: vinos con la menor manipulación e intervención humana (o de tecnología) posibles.

Lee también: ¿Conoces los beneficios del vino tinto?

El vino natural se cultiva orgánicamente (de forma biodinámica) y se elabora sin agregar ni quitar nada en la bodega. No se utilizan aditivos ni ayudas de procesamiento, y la «intervención» en el proceso de fermentación natural se mantiene al mínimo. Como tal, no se utiliza ninguna filtración. El resultado es un vino vivo, completo y lleno de microbiología natural.

Qué es el vino natural y porque tienes que conocerlo - vino-natural-2

Debido a la artesanal elaboración de vinos sin intervención, y las técnicas que requieren mucha mano de obra (recolección manual, aplastamiento de pies, prensado de canastas, etc.), los vinos naturales a menudo se elaboran en cantidades muy pequeñas. Además, la mayoría son vinos que deben beberse siendo considerablemente jóvenes, por sus bajos niveles de conservadores.

Lee también: ¿Sabías que existe una fuente de vino en Italia?

Los productores concuerdan en la importancia de que a un vino natural no se le haga «correcciones». Una parte vital del proceso implica el uso de uvas orgánicas y cultivos biodinámicos. Por lo mismo, no se les agregan sulfitos y su fermentación se lleva a cabo sólo con levaduras y bacterias naturales.

Qué es el vino natural y porque tienes que conocerlo - vino-natural-3

Al probar un vino natural, lo más seguro es que te lleves varias sorpresas. Pueden variar desde sabores salvajes y agrios hasta excepcionalmente vivos y complejos. Algunos de los vinos naturales más divertidos pueden ser difíciles de digerir, y no son para todos. Gracias a sus niveles de alcohol generalmente más bajos, estos vinos son selecciones versátiles que se pueden disfrutar por igual, ya sea solos o con comida. La mayoría, tanto rojos como blancos, son mejores si los enfrías un poco. Debido a que están sin filtrar, se ven turbios y suelen tener sedimentos (inofensivos) en el fondo de la botella.

Lee también: ¿Conoces las diferencias entre un vino Rosato y un Rosé?

El boom del vino natural, se viene cocinando desde los años 80 en Francia. Pero es apenas que puedes encontrar marcas mexicanas que lo producen como las casas Piel de Luna y Pao Pijoan, ambos de Valle de Guadalupe. Incluso, puedes pedirlos en algunos restaurantes de la CDMX como es Café Milou, Merotoro y Cicatriz Café.