¿Cómo le afecta la cuarentena a tu mascota?

No sabemos si tu mascota está reaccionando como muchas que nosotros conocemos. No entienden por qué no nos vamos de sus «casas» aunque sea un par de horas y posiblemente estén reaccionando con comportamientos negativos que antes no tenían. Todos estamos un poco estresados ​​y tensos en este momento y, obviamente, hay cambios en la forma en que tenemos interacción con nuestros «bebés». Te has preguntado ¿a mi mascota le afecta la cuarentena?

La respuesta es sí. La ansiedad y un importante cambio en la rutina están afectando no solo a los humanos, también a sus mascotas. Ahora, igual que ellas, nos hemos quedado atrapados todo el día todos los días en casa con nuestros problemas, angustias y ansiedades. Muchos ya sabemos que nuestros perros o gatos responden a cómo nos sentimos (como cuando vienen a acurrucarse cuando estamos tristes) y ahora no será diferente.

¿Cómo le afecta la cuarentena a tu mascota? - mascotas-cuarentena-2

Recordemos, primero, que nuestras mascotas son animales de rutinas. Y hemos roto con ellas. Muchos gatos, perros y otras mascotas se han acostumbrado a años de estar en casa todo el día solos. Si ahora estamos en casa todo el día, interrumpe totalmente lo que normalmente harían con su horario. Muchos perros y gatos estaban «ocupados» cuando estábamos en casa y cuando salíamos, dormían por horas. Ahora están activos todo el día.

Lo que funciona para los humanos, funciona para ellos también. Lo mejor para todos es tratar de tener algo de rutina, incluso si no es su rutina normal, pero establecer algún tipo de rutina para que puedan tener cierta previsibilidad en sus vidas. Eso ayuda a mantenernos a todos tranquilos. Por ejemplo, se puntual con sus horarios de salida, de juego y de comida. Esto también te dará estructura a ti con tus tiempos de trabajo y descanso. Encuentra cómo equilibrar el tiempo de abrazos y planea un tiempo para que ellos estén a solas.

¿Cómo le afecta la cuarentena a tu mascota? - mascotas-cuarentena-3

Darles tiempo solos valdrá la pena cuando empecemos a volver al trabajo, para evitar la ansiedad de separación futura. Hay que darles esa independencia, puedes salir a caminar sin ellos o anímalo a que se quede en una habitación separada de ti. Puedes dejarlos con alguna carnaza o juguete que los entretenga y les baje la ansiedad. También, en los momentos de apapacho, habla con ellos y agradéceles por el apoyo.