Tipos de merengues y cómo se hacen cada uno

Los merengues son un infaltable en la repostería y hay tres tipos de técnicas para hacerlos, son esos detalles que coronan de forma ultra vistosa cualquier tarta, pastel o postre y además saben exquisitos solos. Aunque parecen simples gotas, en realidad requieren de algo de práctica y experiencia para lograrlos de manera exitosa.

Merengue siempre es una palabra que genera felicidad; desde el género musical festivo hasta estos detalles que hacen cualquier postre más bonito.

¿Cómo se hace el merengue?

Los merengues son básicamente una mezcla de clara de huevo y azúcar de consistencia tan frágil como firme. Espumosa, suave y en ocasiones crujiente. Se utiliza como decoración pero también lo vemos como relleno o para ingerir individualmente.

Tipos de merengues

Merengue Francés

Tipos de merengues y cómo se hacen cada uno - merengue-frances

Es el merengue básico, el más sencillo de hacer y el más utilizado alrededor del mundo. Se prepara batiendo claras de huevo, azúcar glass y azúcar blanca; es importante tener ambas para darle mucho mejor sabor y consistencia.

Merengue Italiano

Tipos de merengues y cómo se hacen cada uno - merengue-italiano

Este tipo de merengue suele utilizarse para decorar pasteles y hacer macarrones. Es voluminoso, rendidor, brillante y muy cremoso. Para hacerlo debes vertir el azúcar en almíbar a una temperatura entre 118° y 120° C sobre las claras esponjadas.

Merengue Suizo

Tipos de merengues y cómo se hacen cada uno - merengue-suizo

Es el merengue más difícil de hacer que requiere de mayor habilidad en la cocina y experiencia con la técnica «Baño María». Se logra mezclando las claras de huevo con el sobre de su peso de azúcar, dejar enfriar, batir a mano y luego se hornea. Suelen utilizarse en decoración o para preparar merengues pequeños secados previamente en el horno.

Para lograr un merengue es de suma importancia cerciorarse que NO caiga ni una gota de yema a la mezcla, tener todos los materiales completamente secos y agregar el azúcar lentamente.

En todos los tipos de merengues debes fijarte en los picos que se forman en la parte superior. La consistencia y estabilidad se verá con el resultado en las claras, puede verse espumoso, ligero y suave, con picos pequeños que se desvanecen rápidamente o picos firmes también llamado «punto de nieve» con textura suave pero firme a la vez.