El tipo de pareja que elegimos es proporcional al amor que nos tenemos

Pasamos toda la vida creyendo que los cuentos de hadas existen y así debe ser nuestra vida amorosa, tan mágica y llena de fantasía como sea posible. Claro que existen los cuentos de hadas, pero en las películas y los libros, en la vida real el tipo de pareja que elegimos es proporcional al amor que nos tenemos. Todo parte de algo tan simple como el amor propio y lo que consideramos merecer para bien o para mal con una persona. Confiar en que hay momentos buenos y malos y eso no hace mejor o peor la relación.

El escritor y director Stephen Chbosky en su libro «Las ventajas de ser invencible» tiene una frase que va acorde con los tipo de pareja que tenemos a lo largo de nuestras vidas «Aceptamos el amor que creemos merecer» y es una frase con TANTA razón. Las personas siempre se quejan de tener relaciones dañinas o no ser correspondidos pero no se ponen a pensar en qué están haciendo ellos para recibir esas acciones. Si somos personas que sabemos lo que queremos y merecemos sería muy diferente.

El tipo de pareja que elegimos es proporcional al amor que nos tenemos - diseno-sin-titulo-9

Es tan cierto que en algunas ocasiones por sentirnos aceptados, queridos o tan solo por el que dirá la gente, preferimos aceptar un tipo de pareja que no va con nuestros ideales. Personas que en lugar de encajar a la perfección con nosotros y sumarnos como nosotros a ellos. Son personas que nos rompen, nos quiebran y lastiman. Personas que roban nuestra energía y esencia propia.

Es bonito querer compartir nuestra vida con alguien y poder equilibrar sus malos días con los buenos. El problema parte cuando queremos priorizar a personas que no nos ponen como prioridad y en lugar de eso abusan de ese amor. No se trata tampoco de tirarnos al piso por las malas experiencias que hemos tenido a lo largo del tiempo pero sí de darnos cuenta que podemos aspirar a alguien mejor y que mejor que conectar con nosotros mismos en lugar de poner un tipo de pareja que no aporta nada. ¡Eso se llama amor propio!

Pero cómo tener una buena autoestima que nos haga tenernos suficiente amor propio y salir de ese círculo. En mi caso creo que es entender que significa autoestima, es conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones, hacia uno mismo. Si lo vemos desde el punto que todo eso que nos gusta de nosotros le damos mayor importancia que todos esos momentos de odio y malos pensamientos. Es partir de vernos como personas capaces de querer y ser queridos.

El tipo de pareja que elegimos es proporcional al amor que nos tenemos - diseno-sin-titulo-10

Cada y una de las parejas que tuvimos o tendremos, son el reflejo de todo eso que llevamos en nuestro interior. Si te sientes segura o seguro es fácil que puedas encontrar a alguien que te quiera por lo que eres. En cambio, si eres una persona que no sabe lo que quiere o no se ama lo suficiente, aceptas a personas que no dan todo por la relación y muchas veces solo buscan aprovecharse y sacar ventaja.

Parte de lo básico, qué quieres y que no. Las cosas que no estés dispuesto a tolerar no lo hagas. Busca un tipo de pareja que te sume, que te haga crecer y ser una persona llena de momentos especiales. Personas que te hagan dar esa mejor versión diario, alguien en quien te puedas apoyar y también ser su soporte cuando lo necesite. Si no es alguien que te haga sentirte así, no es. Así de fácil. No te aferres a pequeñas cosas que solo te harán daño a la larga.

Una persona pudo ayudarte y hacerte mucho bien en algún momento y es algo que debes agradecer pero eso no te define el día de hoy. Hoy puedes amanecer diferente y querer cambiar esos hábitos que te lastiman. Rompe con eso, busca en tu interior y saca todas las fuerzas para levantarte y reconstruirte de poco en poco.

Es momento de que dejemos de aspirar a poco por creernos poca cosa. No es así, ámate tanto como para valorar el tiempo de soledad y pode invertir en ti mismo, salir adelante, hacer todo por ti y una vez que te sientas listo. Dar todo el amor que tienes para dar pero a una persona que te haga sentir bien a su lado y puedan crecer juntos aprendiendo del otro.