Estas son las tendencias que los foodies amarán en 2023

Cada vez la comida toma más importancia en nuestro estilo de vida. Con esto me refiero a que los chefs y sus restaurantes son los nuevos rockstars y los foodies los nuevos groupies. Esto es tan obvio que incluso en la película The Menu ya se hizo burla a este tipo de personas que idolatran a un chef al punto de hacer algo criminal.

2023 es un año en donde la comida es uno de los fuertes de resdes sociales como TikTok o Instagram. Casi cualquier persona a la que le preguntes te podrá decir un foodie al que sigue y sin duda, los más hardcore siempre están buscando las nuevas tendencias. The New York Times publicó una lista de las tendencias que marcaran el año.

Cocinar en casa

En 2020 aprendimos a cocinar en casa. En los últimos años hemos intentado salir y disfrutar todo lo que nos perdimos ese año, pero en 2023 la tendencia dicta que de nuevo estamos pensando en regresar a la cocina. De acuerdo a Jennifer Zegler del grupo de investigación Mintel, estamos agotados y a pesar de que seguiremos conociendo nuevos restaurantes y comida, también buscamos regresar a tener tiempo para cocinar para nosotros.

Frugalidad

La generación Z se aleja de Instagram y se acerca más a TikTok, por lo que para ellos la clave ya no está en la comida más hermosa y presentable, sino en la calidad de los ingredientes y sobre todo, su costo. De acuerdo a la investigación, este año los platillos tendrán un sabor mucho más local, en parte por la necesidad de usar ingredientes frescos que no contribuyan de gran manera a la huella de carbono personal, y en otra simplemente por el hecho del precio.

El mar

En México no somos ajenos a la comida de mar. Hoy todos los grandes restaurantes de mariscos de la ciudad, que no tiene una costa a más de 400 kilómetros de distancia, recibe sus mariscos de Ensenada. Pero en 2023 las tendencia nos dice que los alimentos del mar, la salmuera e incluso los vegetales marinos serán parte importante de lo que la gente querrá comer y beber

Japón

Aunado al punto anterior, la comida japonesa nuevamente se convertirá en nuestro escape, pero para eso estamos listos. Restaurantes como Madai, Rokai, Santo y más son parte de una ola de cocina japonesa en la ciudad que se adapta a los gustos de cada comensal.

Regenerativo

Así como la nueva generación no busca dar buenas apariencias en su comida, tampoco se conforman con los restaurantes o las industrias que «intentan» no dañar el planeta. Ahora se busca apoyar a los comerciantes que no solo evitan contaminar, sino que toman acciones efectivas para mitigar su huella de carbono y ayudar al planeta. Desde los restaurantes que tienen sus propios cultivos y que regalan alimentos a las personas que más lo necesitan, hasta las empresas que demuestran que sus proyectos de caridad y altruismo tienen un impacto real en la comunidad.