¿Has escuchado sobre el supraciclaje de moda? Conoce más sobre esta tendencia sustentable

La industria de la moda cada vez es más consciente de su huella ambiental, distintas marcas y reconocidos diseñadores han comenzado a eliminar el uso de pieles animales, la producción en masa y utilizan materiales orgánicos mientras apoyan el comercio justo, con el fin de al planeta en la medida de lo posible. Mucho se ha hablado también sobre eliminar de nuestro clóset la fast fashion, reutilizar e invertir en prendas más duraderas.

Este enfoque mucho más minimalista comprueba que en realidad no necesitas miles de cambios de ropa. Cada una de las prendas que tienes en tu clóset ahora tardarán miles de años para degradarse por completo, mientras que algunas simplemente no lo harán. Se trata de ser más conscientes con la huella que dejamos a futuras generaciones, como siempre lo hemos dicho, por pequeñas que parezcan, son grandes acciones.

La tendencia del reciclaje es otra de las grandes apuestas por salvar nuestro planeta y la lucha ya ha comenzado en nuestro día. Se han ido eliminando las bolsas de plástico y se le ha dado un nuevo uso a la «basura», compostas, frascos que ahora son lámparas y botellas pet que construyen casas, por ejemplo.

Pero, ¿has escuchado hablar sobre el suprareciclaje? En este proceso los productos se rehacen o transforman por completo, dando lugar a objetos de calidad igual o superior al original. La diferencia con el reciclaje es que los materiales usados no se descomponen para reprocesarse, si no que se transforman y crean un nuevo producto siempre de calidad superior.

En el caso específico de la moda, seguramente ya has visto en internet esas fotos/videos donde crean nuevas prendas a partir de un saco o falda vieja que ya no está in pero la tela sigue impecable. El resultado es único y de gran valor pues puedes estar seguro que nadie más tendrá la misma pieza que tú allá afuera.

Esto no es solo un proceso creativo para las modistas amateur, algunas casas de moda ya se han unido a esta tendencia ecológica global, actualizando sus prendas con pequeños cambios para lograr venderse.

Así que ya lo sabes, antes de comprar un nuevo vestido, revisa tu clóset, es muy probable que puedas suprareciclar alguna de tus prendas y tejidos. Ya sea que aprendas a hacerlo tú o pidas la ayuda de alguna costurera de confianza. ¡El proceso puede ser realmente divertido!