Seis horas de absoluta relajación de pies a cabeza

El ritual de lujo del Spa Marquis Reforma es como una visita al cielo. Son seis horas de relajación sin parar, que dedican un momento especial a cada una de las partes en las que más tensión acumulamos en nuestro cuerpo.

Este tratamiento es para hedonistas profesionales. Comienza con un exfoliante que actúa básicamente como un «pre» para favorecer el masaje que el cuerpo está a punto de recibir. Hidrata, nutre, suaviza la piel y ya que actuó, se retira el exceso en una regadera suiza.

Posteriormente, hay un baño de leche con burbujas que producen una especie de mousse. Éstas tienen virtudes hidratantes y nutritivas.

Y ya que el cuerpo está completamente hidratado podemos pasar al masaje en hombros, cuellos y cabeza. Son 50 minutos de masaje de relajación profunda, para después continuar con un facial rejuvenecedor que disminuye líneas de expresión, con un extracto de soya que rellena las arrugas con colágeno.

Si de ser posible queda el mínimo destello de estrés en nuestro cuerpo, se puede eliminar mediante los pies. Esto mediante reflexología podal, en la que se emiten presiones para estimular el alivio a distintos tipos de trastornos.

Y para cerrar con broche de oro las horas en el paraíso, hay un tratamiento Flash para los pies secos que también lo dan en las manos y que brinda una intensa nutrición en las uñas. Finalmente se enfocan en los ojos para reducir líneas de expresión y ojeras.

No se nos ocurre un tratamiento más completo que este. Es el sueño hecho realidad para todos aquellos que aman invertir su tiempo en consentirse a sí mismos.