7 tips básicos para pintarte el pelo en casa sin morir en el intento

A pocas personas extrañamos tanto como a nuestros estilistas. Ya el par de meses de encierro nos tienen con el look un poco fuera de forma, soñamos con el día en que podamos ir a consentirnos al salón. Pero por lo pronto debemos hacer lo que podemos en casa, sólo hay que quitarnos el miedo (y considerar el nivel de urgencia). Con la gran variedad de productos de color para el cabello, opciones de color y técnicas disponibles, es difícil saber cómo hacerlo bien cuando se trata de teñirse el cabello en casa.

Algunas cosas que debes tener en cuenta: querrás guardar los principales cambios de color de cabello para el salón. Los cambios de una familia de colores a otra pueden requerir múltiples procesos, que es mejor dejar en manos de un colorista de salón que sepa cómo evaluar los tonos y minimizar el daño. Cuando te tiñes el cabello, mantente dentro de dos tonos, más claros u oscuros, de tu color actual. Y recuerda, siempre: tu pelo no quedará exacto como el de la caja.

7 tips básicos para pintarte el pelo en casa sin morir en el intento - pintar-pelo-2

Elige el color correcto

Busca los tonos cercanos al actual. Los tintes en caja generalmente se muestran en orden de color en un estante, entonces usa un mechón de tu cabello para pegarlo a la caja para encontrar un tono cercano, luego elige entre los siguientes dos tonos a cada lado.

Compra 2 cajas

No querrás quedarte sin tinte a la mitad del proceso. Si tienes el pelo largo hasta los hombros, puedes necesitar dos cajas para cubrir toda la cabeza, dependiendo del grosor del cabello. Si te sobra una caja, siempre puedes guardarlo para la próxima vez.

No mezcles para crear tu «propio» tono

A menos que seas un profesional, no se recomienda combinar varios tonos diferentes (¡jamás!). Para empezar, al usar un solo color, el resultado generalmente varía ligeramente de lo que se muestra en la caja, así que no hay forma de que adivines el tono que estás creando. Tu mejor opción es simplemente elegir un tono y seguir las instrucciones al pie de la letra.

No empieces sin hacer la prueba de un mechón

Aunque evitarlo es tentador, la prueba de color sobre un mechón es clave, especialmente al probar un nuevo tono. Colorea algunos pelos recortados u ocultos primero, luego mira el resultado antes de comprometerte. Evita historias de terror y dañar tu pelo a lo menso.

Prepara el área

Como cirujano, saca todas tus herramientas necesarias y ponlas a la mano. Cubre las superficies (piso, fregadero) con bolsas de basura o capas de periódico que puedas tirar fácilmente después. Para evitar manchar la ropa, ponte una bata vieja o una camisa con botones, para que no tengas que levantar la parte superior de la cabeza cuando sea momento de enjuagar.

Empieza sobre cabello seco

Los expertos en color de cabello (y las instrucciones del empaque) recomiendan teñir el cabello cuando está seco. Cuando el cabello está saturado con agua, el tinte puede no llegar a los mechones de cabello o diluirse, produciendo un resultado indeseable.

Ve de las raíces hacia abajo

No exprimas la botella directamente, usa un tazón y brocha. Empieza en la raíz, ya que es donde el crecimiento ocurre primero y la parte menos dañada del cabello, y necesitan la mayor cantidad de color y tiempo de procesamiento. Deja que el color trabaje de acuerdo a lo indicado en las instrucciones de empaque. Luego pasa un peine por el resto de tu cabello para distribuirlo de manera uniforme. Trabaja en cuatro o seis secciones para garantizar una cobertura completa.