La serie High Fidelity es el sueño de los melómanos y los corazones rotos

¿Cuándo fue la última vez que te rompieron el corazón? Tal vez no es algo que te pregunten a menudo, pero sin duda es una cuestión que te puede hacer hablar por horas y sacar muchas cosas que creías olvidadas o por lo menos enterradas. La serie High Fidelity trata exactamente sobre eso… y sobre música; mucha y muy buena música.

Pocas son las series con soundtracks memorables, pero esta serie (adaptación de la novela de Nick Hornby y de la película homónima del 2000 protagonizada por John Cusack) no sólo te hace escuchar excelentes canciones, también las hace parte de la historia y después, de tu vida. De hecho, junto a Rob (Zoë Kravitz), la música es la otra protagonista de la historia.

En teoría «High Fidelity» sigue a Robyn Brooks mientras nos habla de sus peores decepciones amorosas, pero al trabajar en una tienda de discos en Nueva York, gran parte de un episodio puede tratarse acerca del proceso, no, del arte de hacer una playlist. Sí, seguimos a Rob mientras se decepciona (una vez más) de los hombres y convive con Cherise y Simon, sus dos mejores amigos, pero la música y el desamor siempre son temas centrales.

¿Y qué mejor manera de llevar esos dos temas que con música de Otis Brown, Aretha Franklin y más? Las conversaciones giran en torno a David Bowie (por qué Blackstar es una obra de arte inmortal), Fleetwood Mac (Rumours es excelente, pero es el drama detrás de la banda lo que lo hace uno de los mejores de la historia), Michael Jackson (¿está bien vender discos del rey del pop después de ser exhibido como un pedófilo?) y más.

La música es una de esas cosas que todos amamos en cierta medida, por lo que no importa si eres alguien que no vive (o vivía) en conciertos cada fin de semana, sin duda la pasión que sientes por la música te enganchará desde el primer momento. Además, la historia es sólida, la actuación de Kravitz realmente demuestra lo que implica pasar por una de las peores rupturas de tu vida y la depresión que eso conlleva.

¿Quieres que también te rompan el corazón? Hulu canceló High Fidelity después de una gran temporada. México apenas tiene la oportunidad de verla en STARZPLAY, y aunque hasta ahora no hay nada confirmado, la popularidad de la serie (y el peso de Zoë Kravitz) puede ser esencial para que otra cadena la reviva en poco tiempo.