Sumérgete en ‘Dreams Of Dali’, una experiencia inmersiva que te dejará con la boca abierta

Aunque vivimos en un mundo con muchas incógnitas actualmente, al menos una cosa sigue siendo tan segura como siempre: las obras de Salvador Dalí ocupan un lugar único en el mundo del arte. Este artista español es una de las más grandes figuras del surrealismo y esta cuarentena podrás disfrutar de algunas de sus impactantes y oníricas imágenes desde la comodidad de tu casa.

Muchos de los museos alrededor del mundo han compartido sus recorridos de forma virtual para ayudar a mantenernos entretenidos a chicos y a grandes durante la pandemia de coronavirus que vivimos. El Museo Dalí de San Petersburgo está en esa lista y ya es el lugar «más visitado» de la ciudad española gracias a «Dreams Of Dali«.

La experiencia que fusiona el arte con tecnología desde 2016, es un viaje de realidad virtual a la Reminiscencia arqueológica del Angelus de Millet, una pintura de 1935 que hace referencia a la obsesión personal de Dalí con un óleo aludido a Jean-Francois Millet. Para que «Dreams Of Dali» sea totalmente inmersiva necesitas un par de Oculus Rift o HTC Vive y descargar esta aplicación

Es tu oportunidad de explorar la obra surrealista como nunca antes, mientras te aventuras a las torres, escuchas el sonido desde tierras lejanas y descubres sorpresas en cada esquina. 

Para aquellos que no cuentan con los lentes de realidad virtual en este momento, la opción es ver una versión de video lineal de 360 ​° de Dreams of Dali. Puedes volverlo inmersivo con algunos dispositivos como Samsung Gear VR, Google Cardboard o Daydream.

Además, el Museo Dalí tiene un recorrido virtual con impresionantes vistas de 360 ​​grados de cada habitación en los tres pisos. Las exhibiciones en línea del museo profundizan en el mundo loco de las obras de Dali utilizadas en ilustraciones de libros y en portadas de discos.

Finalmente, también encontrarás las extensas colecciones permanentes del museo: pinturas, esculturas, fotografías y grabados para conocer la esencia de lo que era Dalí. Por supuesto, no es lo mismo que estar parado en el museo físico, admirar el trabajo en sí mismo, apreciar la rareza de tamaño completo y sumergirse en todo ese ambiente al estilo Dalí. Pero por ahora, esto es lo que tenemos y seguro nos mantendrá entretenidos.

Consulta más información al dar clic aquí