Remède spa: St Regis Bal Harbour

Por Mariana Rubio

Con tan solo poner un pie dentro del majestuoso hotel St Regis de Bal Harbour, nos sentimos un poquito más cerca del cielo.

Pero siempre se puede llegar más lejos. Y para esto, te presentamos el pedacito de paraíso que Bal Harbour tiene para ofrecer; el Remède Spa Bal Harbour. Los exquisitos espacios, son obra del despacho de diseño  Yabu Pushelberg, y te envolverán de principio a fin.

Al entrar el olor es quizá lo primero que se percibe, el aroma entre cítrico y menta, nos empiezan a relajar, aún sin haber entrado.

Su iluminación tenue, colores cálidos, y amable personal, nos adentran a una experiencia relajación sin igual. Primero hay que pasar al cuarto de relajación, donde un té, frutos rojos o secos, o incluso chocolates, nos ayudarán a entrar en el ¨mood¨.

Al entrar a la espaciosa cabina, el terapista ofrece personalizar la música, el olor y la temperatura del cuarto. Pero quizá lo más exquisito de todo sea la cama con calefacción, que contribuirá en gran parte para intentar llegar al nirvana.

El menú de tratamientos es extenso, se puede tomar desde un simple masaje relajante, hasta un facial, tratamiento de reflexología, masaje con piedras calientes, el de la casa, entre muchos otros más.

El lugar también cuenta con una espectacular suite para masajes en pareja, con tina, regadera, área de descanso y cabina de masajes.

Al terminar el jacuzzi, la sauna y el vapor esperan. Y por último, un buen baño con agua fría dará por terminada la espectacular experiencia de lujosa relajación.

Sígueme en @marianarubio.