Smell

La razón por la que deberías de empezar a decir más “no”

La razón por la que deberías de empezar a decir más “no”

Estamos seguros que más de una vez te ha pasado que dices que sí a una situación cuando en realidad te hubiera encantado decir que no. Esto es algo que le pasa a muchas personas, sin embargo, existen muchas otras que han aprendido a decidir qué quieren y qué no sin importar la reacción que tendrán las personas que los rodean.

Lee también: 5 nuevos revolucionarios gadgets para el hogar que necesitas

Aunque es fácil de decirlo y un poco más complicado ponerlo en práctica, decir que no cambiará tu vida y te empoderará pues te hará darte cuenta que eres el único dueño de tu vida y el único que podrá decidir el rumbo que esta tomará. Para que te animes y dejes atrás el qué dirán, te dejamos algunos aspectos que notarás al empezar a decir no.

El estrés de tu vida bajará
Cuando dices que sí a una situación que realmente no deseabas, tu cuerpo y mente se estrenan demasiado ya que es vivido como una traición. Además, la ansiedad desaparecerá y estarás conforme con lo que contestaste.

Fortalecerás tu autoestima
Cuando haces algo que no quieres lo único que hace es que te sientas triste y débil. Al decir que no a una situación que no te interesa te hará ganar confianza en ti mismo y hará que los otros te vean con firmeza a la hora de tomar decisiones.

Tendrás más tiempo
Hacer algo que no quieres realmente es una pérdida de tiempo. Al decir que no, ganarás esas horas y las podrás utilizar en algo que realmente te interesa.

 

Lee también: ¿Cómo regresar a la vida cuando se tiene miedo?

 

Te alejará de personas tóxicas
Decir que no también aplica en personas que no te dejan nada nuevo y bueno en tu vida. Si constantemente dices “no”, eventualmente desaparecerán y buscarán un objetivo más débil.

Las personas exitosas saben decir que no
Aunque no lo supieron desde el inicio de su carrera, lo tuvieron que aprender pues esto incrementa la productividad y paz mental. De hecho, Warren Buffet dijo alguna vez: “La diferencia entre las personas exitosas y las personas muy exitosas es que las personas muy exitosas dicen no a casi todo”.