Qué es el ‘Doom scrolling’ y cómo evitarlo

Aunque nunca hayas escuchado el término «doom scrolling» antes, seguramente has participado en él. Esos momentos donde el brillo de la pantalla del teléfono ilumina tu cara, y tu dedo pulgar parece tener vida propia y se desplaza una y otra vez, y se va haciendo un hoyo de desesperación en el estómago. Pero a pesar de todo esto, no puedes parar. Era inevitable, en un año como el 2020, el doom scrolling se ha convertido en un pasatiempo global.

En los últimos meses todos hemos pasado más horas de lo deseado en nuestras pantallas. A pesar de que los titulares, los tweets y los comentarios nos deprimen y nos desvelan, seguimos con la morbosa curiosidad de saber más sobre las crisis sociales, políticas y económicas que surgen todos los días. Y pues, no puede extrañarnos que esto afecte nuestra salud mental y nos genere malestares generales.

Qué es el 'Doom scrolling' y cómo evitarlo - doomscrolling-2

Hay un estudio reciente sobre el uso del teléfono y la salud mental que probó que conforme aumentaban las noticias sobre el coronavirus en el mes de marzo, también aumentaban el uso del teléfono y los niveles de ansiedad. En Rusia, casi 24,000 personas respondieron a una encuesta sobre el consumo de noticias sobre COVID-19, y los resultados mostraron que cuanto más tiempo pasaban las personas desplazándose por el contenido relacionado con el coronavirus, más ansiosas estaban, incluso cuando se tomaban en cuenta sus niveles habituales de ansiedad.

Incluso antes de que comenzara la pandemia, se estudiaba la relación entre mayor uso del teléfono (específicamente redes sociales) y la depresión, ansiedad e insomnio y obvio el doom scrolling. ¿Lo has sentido? No es ninguna sorpresa, ni estás solo. Lo más grave es que a diferencia de otras cosas poco saludables en exceso, como dulces o alimentos fritos, el doomscrolling ni siquiera se siente bien. Pero sólo basta un buen momento de «recompensa» para que sigas y sigas buscando esa sensación otra vez, explica el portal Psychology Today. Además, nos da una sensación de control en un momento en el que no tenemos mucho.

Qué es el 'Doom scrolling' y cómo evitarlo - doomscrolling-3

Pero no te preocupes, si ya viste que lo haces, hay varias técnicas que puedes aplicar para dejar de caer en el doomscrolling. La primera es ir a las fuentes de noticias y redes sociales con un propósito específico. Consulta la campaña política en un resumen, busca las fotos del bebé de tu amigo, felicita a la persona en su cumpleaños, etc. No saber qué buscas te llevará al infinito y no darte nada.

Y la siguiente es muy obvia pero primordial: asigna tiempo para esta actividad. Establecemos momentos específicos del día para trabajar, hacer ejercicio y dormir. ¿Por qué no establecer también una hora para las redes sociales? Asigna a tu cerebro a lidiar con las malas noticias dentro de un límite de tiempo. De esta manera, logras satisfacer tu morbosa curiosidad, pero no te consume por más tiempo.

También busca hacer más interacciones uno a uno. Ya sea que comiences a ver gente en persona o asignes tiempo para una llamada (o videollamada). Siempre la mejor solución es dejar la pantalla y salir al mundo real. Conecta contigo mismo o con otros durante una caminata, ve los árboles, respira el aire fresco y distráete con cosas amenas que no tengan nada que ver con las buenas o malas noticias que llegan a ti a través de las redes.