¿Perros llorando? ¡Te compartimos 6 motivos que lo causan!

Cuando vemos a nuestros perros llorando luego pensamos en toda clase de motivos que los hace pasar de un mal rato, la verdad es que muchas veces no se sabe si realmente lloran o solo es una reacción, ellos al no poder hablar nos ponen en una situación complicada al tener que ser más intuitivos para comprender qué pasa con ellos y sus emociones, desde sus reacciones, forma de ser con las personas que los rodean o simplemente viendo su cara. Realmente se va creando un lazo inquebrantable en el que hay una conexión con nuestras mascotas más allá por lo que tenemos que ponerle atención a lo que hacen.

Hay muchos estudios de veterinarios y expertos en psicología de perros que van afirmando al paso del tiempo, como muchas veces los perros tratan de comunicarse a través de su mirada para que puedas entender un poco de su sentir y no es una sola cosa, son un montón de cosas que hacen que al final juntando todo haga que se sientan plenos o incómodos e inseguros. De ahí parte ser buenos dueños y responsables al tratar de ver por su bienestar. ¡Te compartimos algunas razones por las que se ve frecuentemente a los perros llorando!

¿Perros llorando? ¡Te compartimos 6 motivos que lo causan! - sabrina-8

Estrés

Parece muy evidente pero es uno de los motivos que hace que se sientan bien o no ya que manejan un nivel de frustración ante ciertas situaciones que los altera y los hace llorar. Tal y como un humano llorando por estrés o ansiedad, los perritos aunque no lo parezca también experimentan estas emociones, eventualmente se le debe a sentir falta de amor o sentirse ansiosos por la comida o algo que pase en casa. Para ello se debe tratar de ponerles atención a sus actitudes para evitar que se vean actitudes llenas de estrés acompañadas de oírlos aullar y llorar.

Inseguridad

Una de las razones que más cobra sentido cuando se le pone atención a sus acciones, seguro te pasa que llega una visita o lo sacas a pasear y se le acerca alguien, seguro el retrae sus orejas, esconde su cola, da vueltas sobre su lomo, se agacha y se niega a mantener la mirada con esa persona o perro, le falta confianza y seguro tu pensabas que estaba jugando. Su gemido está diciéndote que no se siente seguro, y está buscando tu protección por lo que en esos momentos lo correcto es abrazarlo o cargarlo para que se sienta tranquilo. El escuchar tu respiración de cerca lo calmara y eso hará que no actúe agresivamente sólo como reflejo de querer protegerse.

Dolor

Parecen seres indestructibles pero no siempre es así, aunque los perros con dolores crónicos no suelen quejarse o llorar si cuando suelen comenzar a envejecer y logras ver a tus perros llorando por tener un dolor un artrítico o por frío, es momento de llevarlo a revisar ya que cuando lloran por dolor es porque realmente les duele, un dolor leve ellos se lo aguantan y no dicen nada, es hasta que ya es mayor cuando piden ayuda para dejar de sentir esos dolores. ¡Normalmente gimen y lloran para avisarte así que es momento de estar cuidando de sus movimientos!

Abandono

Este es un punto muy importante, no nos referimos a que dejes a tus mascotas en la calle aunque si hay casos, todo va más bien enfocado a cuándo vas a trabajar, escuela o simplemente sales al super. Muchas veces puedes encontrar a tus perros llorando cuando llegas por la dependencia que van creando hacia ti. Cuando se quedan solos pueden presentar problemas de ansiedad muy graves, ya sea que hagan destrozos en la casa o que no quieran comer, lloren o incluso que les de un infarto por quedarse sin tu compañía, por eso, muchas veces cuando los llevas al veterinario o fuera de casa, ellos se sienten incómodos.

Demencia

Cuando un perro ya es mayor suele presentar problemas cognitivos tal como le pasan a un humo y eso suele causarles estrés y mucha confusión ya que pueden incluso no reconocerte de momentos y eso mismo les va generando mucho dolor y estrés. La desorientación y la demencia causan que los perros se sientan con ganas de aullar o llorar para mostrar su descontento e impotencia por no poder controlar la situación al no saber qué hacer o cómo reaccionar para volver a como estaban antes de sentirse así. ¡Es todo un proceso muy complicado y que requiere de amor y paciencia con tus mascotas!

Atención

Tal como un bebé cuando lo dejan mucho tiempo solo, una forma de llamar la atención de la persona es llorar para no ser ignorados, suele funcionar más con cachorros pero los perros conforme crecen siguen optando por dicho método para sentirse queridos y apapachados pese a las cosas que puedan pasar. Ya sea que también se sientan felices y lloren para hacerte saber los contentos que se sienten o tristes. ¡Parece complicado pero poco a poco vas conociendo las acciones de tus mascotas para cada cosa!