¿Por qué es tan difícil un cambio?

Seguro que muchas veces te preguntaste el motivo por el cual no puedes dejar un mal hábito o dejar alguna relación tóxica. Esos momentos en donde te preguntas si realmente podrás salir de ese pequeño círculo repetitivo de malas acciones. Todo tiene una explicación según la psicología e incluso en el budismo en un punto de vista más espiritual así que pon mucha atención…

En el budismo, hay una frase que dice «Dónde no puedas amar, no te demores» haciendo referencia a cómo muchas veces una persona se queda en un lugar pensando que será feliz y resulta ser todo lo contrario. Por eso, uno no se debe demorar si no es feliz. Tan solo se trata de aprender a quedarse con un buen recuerdo de lo bueno vivido con algo o alguien e irse para no salir lastimado. Tanto por amor propio como para no arrepentirte en el futuro.

¿Por qué es tan difícil un cambio? - sabrina-2023-01-20t013049295

Pero, ¿Por qué le tenemos miedo a un cambio? Resulta que muchas personas le tienen pánico a enfrentar algo nuevo. Lo desconocido o la incertidumbre de saber cómo resultará todo, se va convirtiendo en un limitante de muchas personas. Son pocos los que intentan algo nuevo sin importarles si funcionará o no. Toma en cuenta que el miedo no debería ser un freno sino una forma de despertar y seguir intentando las cosas aunque sea con miedo, el punto es no dejarse vencer a un cambio.

Otra de las opciones por las que las personas no quieren un cambio en sus vidas es pensar que lo nuevo será peor. Prácticamente por no salir de su zona segura, muchas veces se crean costumbre ya sea a una persona o un lugar, entre más se deje crecer, puede resultar aún peor porque será más difícil de soltarlo. En estos casos lo que menos se debe aplicar es el refrán de «Más vale malo conocido que bueno por conocer».

Muchos especialistas dejan claro que el cerebro actúa de esta forma porque es como si estuviera en modo supervivencia algo así como un videojuego. Esto debido a que quiere que enfrentes el menor riesgo posible. Por eso, da ciertas alertas tanto físicas como mentales para que no te pongas en peligro y puedas estar lo mejor posible. Así que es importante aprender a no dejarse llevar por lo malo y aprender a separar todo.

La siguiente vez que creas que tu mente te esta jugando una mala jugada ante una gran oportunidad de vivir una buena oportunidad. Respira y toma 5 minutos para pensar muy bien cuál es la mejor elección que podrías tomar. Recuerda que un cambio siempre puede enseñarte grandes lecciones de vida para demostrarte que eres muy capaz de todo lo que te propongas…