7 años después: la pizzería en donde Julia Roberts comió en la película «Eat, Pray, Love»

Hace un poco más de 7 años que la película Eat, Pray, Love nos reveló uno de los grandes secretos mejor guardados de la cocina italiana. ¿Quién no recuerda la escena en donde Liz Gilbert, protagonizada por Julia Roberts, nos hace desear una auténtica pizza italiana?

Lee también: 10 restaurantes para disfrutar de una pizza con auténtico sabor italiano

Durante un momento –y a través de la pantalla– se puede apreciar el queso derretido, la salsa casera y la perfección de la masa. Mismas que convergen en un bocado que nos hace querer transportarnos directamente a Nápoles o cambiar puestos con ella.

7 años después: la pizzería en donde Julia Roberts comió en la película "Eat, Pray, Love" - pizza-5

La pizzería original, llamada L’Antica Pizzeria da Michele, se encuentra en la misma ubicación desde hace 87 años, Via Cesare Sersale 1 en la ciudad de Nápoles, a tan solo 246 kilómetros de Roma (aunque cabe destacar que también hay una sucursal en Londres). Es un negocio familiar que comenzó en 1870 reconocido a nivel mundial por hacer unas de las MEJORES pizzas del mundo.

Lee también: ¡Por fin! La primera pizza napolitana certificada en todo México

7 años después: la pizzería en donde Julia Roberts comió en la película "Eat, Pray, Love" - pizza-7

Quienes la han probado realmente coinciden en que es una total revelación y las filas para poder tener una mesa, te dicen la calidad que éstas tienen. En la película Liz  exclama «Estoy enamorada. Tengo una relación con mi pizza, casi una aventura», lo cual te dice todo.

7 años después: la pizzería en donde Julia Roberts comió en la película "Eat, Pray, Love" - pizza-3

Su elección fue una margherita con doble mozzarella, una de las dos especialidades a las que la verdadera pizza napolitana se limita. Y es que en esta ciudad, si quieres probar un bocado auténtico, debes pedir la marinara con tomate, aceite, oregano y ajo o la margarita con tomate, aceite, mozarrella y albahaca, cualquier otro ingrediente es innecesario.

Lee también: 5 pizzas exóticas en la CDMX que jamás imaginaste

7 años después: la pizzería en donde Julia Roberts comió en la película "Eat, Pray, Love" - pizza-2

La razón es que el ‘purismo’ de este platillo ha llegado a tal grado que existe una asociación que se encarga de preservar la tradición de su preparación y que se sirva tal y como debe ser. En 2016, Italia lanzó la propuesta para hacerla parte del UNESCO World Heritage, algo que todavía continúa su proceso, pero que cualquier amante de la pizza diría de inmediato que sí.

Así que si próximamente tienes un viaje a Italia, no olvides hacer una parada en Nápoles, aún si no está en tus planes. La experiencia valdrá totalmente la pena y le agradecerás a Julia Roberts el haber disfrutado tanto su pizza.