Beauty

La mujer más rica del mundo le debe su fortuna a la belleza

La mujer más rica del mundo le debe su fortuna a la belleza

Seguramente recuerdas que Kylie Jenner se ganó el título de la multimillonaria slef-made más joven, gracias a su línea de productos de belleza. Pero hay otra mujer en la industria que eleva la fortuna de Kylie 50 veces más: la heredera y presidenta de L’Oréal Françoise Bettencourt Meyers.

Lee también: El color de pelo que las celebridades están adoptando esta primavera

Forbes la nombró a la reina de la belleza como la mujer más rica del mundo antes del lanzamiento de su lista de Multimillonarios del Mundo 2019. ¿Cómo llegó a este punto? Para los aficionados de la belleza, la historia puede ser familiar, pero igual aquí se las vamos a contar.

La mujer más rica del mundo le debe su fortuna a la belleza - francoise-bettancourte-2

Bettencourt Meyers es la nieta del fundador de L’Oréal, Eugène Schueller, quien se dice que inventó el tinte para el cabello. Y el imperio en el que se convirtió el negocio familiar es una porción de la fortuna de Françoise. El año pasado, su fortuna personal se incrementó en 7.1 mil millones de dólares después de que la marca registrara su mayor crecimiento en ventas en más de una década.

Lee también: Las técnicas secretas para cuidado de la piel de Lady Gaga

Esta es la primera vez que Fraçoise lidera la lista de mujeres más ricas, pero su madre, Liliane Bettencourt, quien falleció en 2017, había aparecido en la lista de multimillonarios del mundo cada año desde que Forbes la publicó por primera vez en 1987. Durante la mayor parte de las últimas tres décadas, el título de la mujer más rica del mundo ha rebotado entre las familias Bettencourt de L’Oréal Bettencourt y Walton de Walmart.

La mujer más rica del mundo le debe su fortuna a la belleza - francoise-bettancourte-1

Bettencourt Meyers ha publicado libros sobre la mitología griega y las relaciones judeo-cristianas, pero además es la presidenta de la fundación filantrópica de su familia, que ha apoyado una serie de esfuerzos que van desde la investigación genómica hasta la formación vocal para cantantes de coro en Francia. Pero como miembro de la junta de L’Oréal, también ayuda a guiar la marca, a la que le debe el 90% de su riqueza.