Mitos sobre el uso del protector solar que tenemos que dejar de creer

Hay tanto que decir sobre el uso del protector solar, muchas personas suelen minimizar su importancia y ni siquiera lo consideran de no ser cuándo van a la playa. Eso es un completo error ya que al ignorarlo solo hacen que su piel pueda envejecer mucho antes y ponerse acartonada y sin brillo o incluso causar alguna enfermedad.

Es por eso que requiere de mucha disciplina para que las personas lo implementen en sus rutinas diarias desde que se despiertan. No es algo a tomar a juego, es por salud y belleza para que puedan presumir una piel radiante a donde vayan. Así que te dejamos algunos mitos que vamos a desmentir el día de hoy sobre el uso del protector solar.

Mitos sobre el uso del protector solar que tenemos que dejar de creer - sabrina-2022-08-02t022946772

Solo se tiene que aplicar una vez

Por nada del mundo creas que con usar el protector solar una vez será suficiente, se tiene que reaplicar cada dos o 3 horas, en caso de que tengas maquillaje y no quieras arruinar tu look. Existen opciones con color así que es como si te pusieras una bb cream, también hay en formato de barra o en polvo y spray. Aquí no hay pretexto, son tantas las opciones que hacen que sea imposible no encontrar una que se adapte a tu rutina.

Si no salgo de casa no tengo que usarlo

Error, al estar en casa también estás expuesto a los rayos UV ya que la computadora, TV o celular suelen ser aparatos que emiten radiaciones como rayos x y rayos ultravioleta e infrarrojo así que eso puede hacer que aunque no salgas estés incluso más expuesto si no utilizas protector solar como corresponde. ¡Tenlo muy presente siempre que no quieras hacer tu rutina de skincare!

Se puede aplicar de cualquier forma

Muchos suelen usar el protector solar como crema, con la finalidad de cubrir por completo y que no quede ninguna zona que quede expuesto a rayos UV. Es importante que para la cara se aplique a toques pequeños como si tuvieras una esponja para que no se lastime la capa protectora y termines dejando expuesta a la piel. Se tiene qué hacer con mucha delicadeza e incluso aplicar una segunda capa para evitar problemas a futuro.

No me pasa nada si estoy en la sombra

La mayoría de las personas suelen pensar que si tienen una sombrilla o gorra que les tape el sol, será suficiente para evitar que dañe la piel. La realidad es que no es así, aún así seguirás expuesto a rayos indirectos por lo que se tiene que usar siempre el protector solar aunque creas que no estes expuesto. Tu piel te lo va agradecer en el futuro.