LUJO TRANSFORMADO EN GUARDATIEMPO

Por Ivonne Sánchez

Portador de múltiples valores eternos, que han sobrevivido al paso de los siglos y las civilizaciones, la nueva creación firmada por Bvlgari se sitúa por encima de los estándares tradicionales del reloj masculino.

Ni redondo ni cuadrado, sino la simbiosis, armoniosa y equilibrada, de las dos formas primitivas de las que nace el octógono, símbolo de la geometría de la perfección. Su arquitectura de ocho lados ceñidos por un bisel redondo reivindica la audaz y sutil ruptura de los cánones del más puro clasicismo. La poderosa identidad del Octo establece nuevos códigos de referencia en la universo futuro del reloj masculino de lujo.

El octógono, figura gráfica antigua universalmente rica en símbolos y significados, es indisociable de la historia de las civilizaciones y de las culturas. Más allá de los continentes, de Oriente y Occidente, esta composición de dos figuras primitivas es rica en innumerables valores emblemáticos y múltiples significados. Los conceptos de equilibrio, armonía, poder y eternidad, entre otros, se encuentran frecuentemente asociados a la forma de ocho caras. En la Europa de la Edad Media, los alquimistas consideraban la combinación del cuadrado y del círculo como la expresión de la perfección, de igual modo que la representación del vínculo entre la tierra y cielo el cuadrado, representación del Hombre, y el círculo, encarnación de la divinidad.

La estructura de esta caja de excepción, de líneas nítidas y suaves, expresa fuerza de carácter y poder incontestable. Sutil en su tratamiento, comporta un complejo proceso de fabricación en todas sus partes: carrura, bisel y fondo atornillado. Los tres elementos son objeto de numerosas operaciones sucesivas hasta la obtención del resultado final antes del ensamblado. Manufacturada inhouse , la caja del nuevo Octo comporta un total de 110 facetas. Todas son meticulosamente acabadas a mano, alternando pulido y acabado cepillado satinado, en línea con el grado de ejecución de conjunto de esta novedad, cuyo interior está también guiado por un único criterio: la excelencia.

El Calibre BVL 193 11,5 líneaslate a 28.800 alt/h (4HZ) y ofrece 50 horas de reserva de marcha. Los acabados de los componentes del movimiento son de muy alto nivel: pivotes pulidos, ruedas de engranaje satinadas… Una elegante esfera manufacturada inhouse , lacada negra y pulida, resalta la pureza del conjunto de esta novedad, cuya visualización analógica tradicional se inscribe en la línea Octo , de por sí ya pródiga.

http://www.bulgari.com/

Sígueme en twitter: @boniie