Los autos más odiados de la historia

Siempre se habla de los autos más hermosos, los que son aceptados mundialmente, después de todo, es fácil hablar de ellos, son rápidos, estéticamente cumplen las expectativas y son motivo de envidia y admiración.

Por otra parte, existen esos autos que nunca llegaron a satisfacer ni a los críticos ni a su audiencia esperada, modelos que brillan en la historia por su mal rendimiento, por sus fallas o incluso por simplemente ser feos (aunque uno podría decir que intentaron ser innovadores y no lo lograron).

Chrysler Sebring

Los autos más odiados de la historia - serving

Un auto costoso para la clase media que nadie quería pagar. Tal vez por eso los escritores de The Office lo hicieron tan bien al darle a Michael Scott ese auto, algo que sólo alguien como él estaría orgulloso de manejar. Con un diseño cuestionable, este auto nunca fue un contendiente con la competencia y con pena y nada de gloria dejó de ser fabricado en 2009.

Pontiac Aztek

Los autos más odiados de la historia - pontiac-aztek

Dan Neil, uno de los críticos automovilísticos más importantes de la historia, dijo que la Aztek traicionó uno de los principios del diseño de automóviles, que éstos deben parecerse a nosotros. Con un rostro con demasiados ojos, mismos que se encuentran en puntos poco convencionales al resto de los autos, el intento de ser vanguardistas no funcionó para la marca. Sin embargo, la Aztek se convirtió en un ícono de la cultura pop por ser el auto de Walter White en Breaking Bad.

Hummer H2

Los autos más odiados de la historia - hummer

Producto de su tiempo, la Hummer H2 es un monstruo que por alguna razón era pensado como un auto familiar que podía estacionarse en cualquier garage. El gigantesco vehículo fue concebido en una época cuando la gasolina era barata, pero poco después eso cambió, y con el movimiento ambientalista mucho más instaurado, pronto este vehículo se convirtió en el enemigo número uno.

Nissan Cube

Los autos más odiados de la historia - nissan-cube

Hay momentos en los que las empresas dicen «estos es el futuro», pero realmente nadie puede predecirlo. Parece que Nissan lo intentó con el cubo, que por un momento fue la sensación de los dueños de perros de razas gigantes, pero incluso ellos se cansaron de esta caja con ruedas.

Ford Pinto

Uno de los autos más infames de la historia, no por cómo se ve, sino porque causó cerca de 900 muertes. El Pinto tiene un gran diseño y en los años setenta fue muy popular, sin embargo, las cuestiones de seguridad lo convirtieron en uno de los autos más controversiales y sin duda es uno de los focos rojos en la industria.