Smell

¿Por qué la limpieza en casa nos ayuda a sentir menor ansiedad?

¿Por qué la limpieza en casa nos ayuda a sentir menor ansiedad?

Probablemente te has dado cuenta que realizar ciertas tareas de limpieza en casa te ayudan a liberar el estrés, incluso a darte un momento de relajación/meditación y esto no es sólo tu percepción, existen investigaciones que explican este fenómeno.

Lee también: Actividades productivas que puedes convertir en tu momento self-care del día

Y aunque no ocurre con todas las personas, si hay a quienes la limpieza los lleva a niveles más bajos de estrés y ansiedad (esto tiene mucho que ver con la personalidad de cada individuo). La profesora asistente de psicología en la universidad del sur de California, Darby Saxbe, explica que la limpieza le da a las personas una sensación de dominio y control sobre su entorno.

¿Por qué la limpieza en casa nos ayuda a sentir menor ansiedad? - limpieza-invierno-300x203

En un mundo donde la incertidumbre y muchas situaciones están fuera de nuestras manos, no hay nada como lograr mantener el orden de nuestro espacio vital. Además, la sensación de poder encontrar fácilmente las cosas que necesitamos es verdaderamente placentera (cosa que no ocurriría si la casa está siempre en total desorganización).

Lee también: Las lecciones que aprendimos con Marie Kondo en Netflix

Está comprobado que las personas que viven en casas con ambiente desordenado pueden sufrir estados de ánimo de tipo depresivos durante el día. Los efectos reductores de estrés están también asociados con la teoría evolutiva, las personas recurrimos a los rituales (en este caso la limpieza) por la satisfacción de saber lo que va a pasar y evitar el caos (una casa mucho más cómoda y acogedora).

¿Por qué la limpieza en casa nos ayuda a sentir menor ansiedad? - limpieza-ayuda-reducir-ansiedad-1-300x203

Podemos decir que hacer limpieza en casa es un impulso útil y no hay nada de malo en intentar controlar nuestro entorno, esto te hará sentir mucho más seguro y menos ansioso (en tanto no se vuelva una obsesión). Así que si el simple hecho de ordenar te hace sentir mejor después de un día difícil, no debe haber problema alguno mientras disfrutas de lavar los trastes o recoger el desorden de tu habitación.