Los coches más caros del mundo; en Pebble Beach

Por Mariana Rubio

El valor de los coches antiguos, a pesar de lo que muchos creerían, va en ascenso, y los ya estratosféricos precios están subiendo hasta 50% por año. Quizá sea la nostalgia que éstos representan o la apreciación de un verdadero conocedor, por la forma antigua de hacer coches, pero sea cual sea el empuje que hace que los más adinerados coleccionista paguen ridículas sumas, la realidad es que lo antiguo, es el nuevo…nuevo; aunque suene muy confuso.

Y uno de los mejores lugares del mundo ya sea para comprar o simplemente para ver espectaculares coches, es en la mundialmente afamada subasta de Pebble Beach, California.

Conocida como una de las más prestigiosas subastas, en ésta se puede encontrar la más amplia gama de coches vintage, desde un Ford, hasta espectaculares Ferraris, Porches, Mercedes Benz, entre muchos otros. Pero los precios no se tocan el corazón cuando se trata de coches vintage, ya que la demanda es enorme, así que éstos llegan a niveles estratosféricos.

Y aunque algunos exquisitos coches clásicos no pudieron encontrar su nuevo hogar, las ventas totales de la subasta batieron records, superando los USD400 millones, mientras que algunos modelos también rompieron récords de forma individual.

Quizá el mejor ejemplo  de un record roto, sea el del Ferrari 250 GTO de 1962, el cual fue vendido por Bonhams en USD38.1 millones, ya con la comisión del vendedor incluida. El record anterior de este modelo fue de USD30 millones, precio que alcanzó en una subasta en el 2013.

Pero muy contrario al coche anterior es el Ferrari 365 P Berlinetta ¨Tre Posti¨ de 1966, así como el McLaren F1, que a diferencia de lo esperado, no se vendieron.

En el interesante y muy high profile evento, podemos ver a afamados coleccionista como el conductor de TV Jay Leno. Mientras que una buena forma de divertirse al término de la jornada, es yendo a Laguna Seca, a presenciar las carreras, de algunos de los coches vintage más caros del mundo.

Sígueme en @marianarubio